Argentina se despidió de unos Juegos Panamericanos históricos

Fuente: Twitter oficial de COA.

Con Delfina Pignatiello como abanderada, la delegación argentina tuvo su momento en la ceremonia de despedida de los Juegos Panamericanos. Estos pasaron para quedar en la historia y quizás por un tiempo muy largo. Fue una actuación realmente impresionante de la celeste y blanca en Lima 2019, en donde pudieron conseguir ciento un medallas de diferentes colores y posiciones en la tabla general.

Fueron diecinueve días que paralizaron a medio mundo, ya que la capital incaica tuvo su gran fiesta para llenar de orgullo y felicidad a miles de atletas en lo suyo. El espectáculo se terminó, pero quedará guardado para siempre en muchos recuerdos, papeles y corazones. El evento multideportivo más grande del continente americano tuvo a una Selección Albiceleste‘ como nunca antes fuera de casa y se llevaron la atención de muchos.

Más de cien medallas fueron las conseguidas en total, treinta y dos fueron de oro, treinta cinco de plata y treinta y cuatro de bronce. La delegación argentina pudo despedirse del suelo peruano con la frente bien alta y el orgullo intacto por lo obtenido allí. Representaron a un país de una manera impecable, dejando la bandera de Argentina en lo más alto, en más de treinta ocasiones.

La chica que se bañó en oros en estos Panamericanos fue la abanderada de esta ceremonia de cierre, en la cual se vio a muchos muy emocionados y atónitos por lo conseguido. Delfina Pignatiello fue quien llevó la bandera flameando bien alto en forma de despedida de la capital de Perú. La joven nadadora de diecinueve años pudo sumar tres preseas doradas para los suyos y su cuenta personal, además de despedir a todos con una emoción increíble.

«Disfruté todo desde el primer momento en el que llegamos acá a Lima. Todo pasa en menos de un minuto y no sabés si vas a llorar o si te vas a reír, porque realmente es muy hermoso todo esto. Te pasan tantas cosas tan rápido por la cabeza que no sabés cómo vas a reaccionar ante tantas emociones. Muy contenta y orgullosa de todo lo que pudimos dar en estos Juegos«, fue lo que dijo Delfi, al culminar el espectáculo.

La ceremonia se abrió con el himno peruano de fondo, mientras aparecían en escena los seis mil cuatrocientos ochenta y siete atletas en el campo. Todos estos son los que participaron de la cita internacional en estos diecinueve días, aunque algunos ya no estaban presentes. Mientras sucedía todo esto, en las pantallas gigantes del estadio se repartían los mejores momentos de la nueva y última edición que pasó de los Juegos Panamericanos.

Argentina quedó sexta en el medallero final, con ciento un medallas, treinta y tres doradas, treinta y cinco de plata y treinta y cuatro de bronce. Quien lideró fue Estados Unidos, llegando a las doscientas noventa y tres en total, haciendo ciento veinte de oro, ochenta y ocho plateadas y ochenta y cinco de un tercer puesto. Realmente fue impresionante lo de los norteamericanos, aún que contaron con una delegación mucho más amplia a la celeste y blanca.