Murray volvió a jugar en ‘singles’

Twitter oficial del Western & Southern Open

Después de ocho meses, Andy Murray regresó al circuito ATP en la modalidad de individuales. En su vuelta, cayó en primera ronda del Masters 1000 de Cincinnati ante el francés Richard Gasquet por un doble 6-4. A pesar de la derrota, es un triunfo para el escocés el hecho de poder jugar nuevamente en singles sin sentir dolor, ya que durante mucho tiempo que estuvo parado, se consideraba retirado.

Sin embargo, el espíritu competitivo y triunfalista del británico sigue intacto, a pesar de atravesar una compleja y milagrosa operación en su cadera que le permitió regresar al court. «Obviamente estoy feliz de volver a jugar. También estoy sentado aquí sintiéndome muy decepcionado, lo que creo que probablemente sea algo bueno. Si estuviera contento solo por estar de vuelta, entonces estaría un poco preocupado».

«Lo que quiero es volver a jugar al más alto nivel. Por eso me siento un poco decepcionado. Porque siento que puedo hacerlo mejor. Hay muchas cosas en las que puedo trabajar, así que me iré y haré eso y espero ser mejor la próxima vez», reconoció el ex número uno del mundo que, si bien es consciente de que todavía le falta, mostró destellos de su característica habilidad y se ganó los aplausos del público.

Según Murray, las partes física y tenística son en las que deberá ajustar tuercas para poder recuperar su nivel y ser más competitivo. Además, cree que debe acostumbrarse a situaciones del juego que no atravesó en los torneos de dobles en los que vino participando previamente. «Hubo algunas veces que ni siquiera corrí hacia la pelota, y eso no tiene nada que ver con mi cadera. No puede pasar que pierdas por una diferencia de 12 puntos en el partido y hayas cedido cuatro o cinco de ellos porque no reaccionaste ante un drop shot», remarcó.

Sin embargo, el escocés, de 32 años, se sintió bien en la última parte y sabe que necesita más rodaje. «Al final estaba reaccionando y lo hice bien. Pero creo que con unas pocas semanas más de práctica y espero que con algunos partidos más, podré hacerlo mejor desde el principio. Al igual que con mi físico. Mis piernas estaban un poco pesadas al final del partido en comparación con lo que normalmente serían si jugara un montón», expresó.

Andy es consciente de que necesita acumular horas en la cancha. Debido a esto, aseguró que su siguiente torneo en individuales será la próxima semana, en el Winston Salem Open. A su vez, afirmó que no participará en los singles del último Grand Slam del año, US Open, sino que lo hará en dobles y dobles mixtos. El británico prefiere esperar para competir nuevamente en un ‘grande’ y seguir sumando partidos para estar a punto.

«No voy a jugar singles del US Open porque primero quería ver cómo me sentía, sumar algunos partidos y un poco de práctica, pero hoy anunciaban los ‘wild cards’ y no quería esperar. Entonces la decisión la tomé con mi equipo. No quería tomar un ‘wild card’ hoy sin saber cómo me sentiría después de este torneo», sostuvo Murray, que lo más importante ya lo consiguió: volver al circuito individual después de ocho meses y estar cerca de colgar la raqueta.