Federer fue demasiado para Lóndero

Twitter oficial del ATP Tour

Roger Federer consiguió, ayer, su primer victoria con 38 años, convirtiéndose en el tercer exnúmero uno en seguir activo a dicha edad. Lejos de ser menos efectivo por su extensa trayectoria, se llevó claramente el partido ante Juan Ignacio Lóndero para avanzar a tercera ronda del Masters 1000 de Cincinnati. El suizo salvó la única chance de quiebre que tuvo en contra y aprovechó las dos de las cuatro que generó, para derrotar a su rival por 6-3 y 6-4 en 61 minutos de juego.

El actual número tres del ranking mundial estuvo imparable. En nada pareció haberle afectado el tiempo fuera de la cancha, ya que no participaba en un duelo desde la final de Wimbledon, ni los momentos más lúcidos del argentino, ni la interrupción del partido por culpa de la lluvia cuando este iba 6-3, 2-2. Federer sacó lo mejor que tiene y demostró, una vez más, por qué es uno de los mejores tenistas de la historia.

Por su parte, Lóndero buscaba ser otro argentino en derrotar a Su Majestad en su primer encuentro. El otro que había logrado semejante hazaña fue Federico Delbonis, en Hamburgo 2013. Sin embargo, la presencia del suizo fue abrumadora para el último ganador del Córdoba Open. Cualquier ambición de Lóndero se vio sofocada por Federer, que obtuvo su tercer triunfo más rápido en lo que va de la temporada.

No obstante, el máximo ganador del circuito ATP se llevó una buena impresión de su rival. «Tiene un buen golpe de derecha. Lo esconde muy bien con el agarre. Creo que en realidad puede jugar muy bien en la cancha dura más rápida. Se mueve bien, puede tomar la pelota temprano. Me gustó lo que vi. Creo que va a tener una buena carrera. Es un buen luchador. Esta es una cualidad que respeto mucho», elogió Federer.

En cuanto a la dificultad extra que hubo en el partido por la lluvia, el suizo declaró: «Pensé que era complicado con el parón por la lluvia y todo eso, pero estoy feliz de volver a las pistas. Es totalmente diferente a la hierba y tierra de la que venimos, así que este es el comienzo de un largo ‘swing’ de cancha dura. Es bueno comenzar con una victoria». Esta es la primera temporada desde 2016 en donde ha jugado en tierra batida, lo que vuelve más incierta la transición.

La última vez que Roger perdió en su primer partido en Cincinnati fue en 2004. Mañana, buscará su undécima clasificación a cuartos de final del Western & Southern Open, la novena de forma consecutiva. En tercera ronda, se enfrentará al que resulte vencedor del choque entre Stan Wawrinka y Andrey Rublev. Si Federer alcanza las semifinales de este torneo, quedará como el líder en triunfos en este 2019, superando las 41 de Rafael Nadal, quien se ubica en ese puesto actualmente.

A su vez, el suizo reflexionó sobre los tenistas que inician su carrera y las expectativas que uno tiene al principio. «Creo que si le preguntas a muchos de los tenistas en el circuito, dirían: ‘Probablemente lo hice mucho mejor de lo que esperaba’. El sueño es, por supuesto, ser Top 100, Top 10, número uno del mundo, ganar torneos y todo eso. Pero poder ganarte la vida con lo que querías hacer es un privilegio», destacó.