Federer se despidió de Cincinnati

Twitter oficial del ATP Tour

En el día de ayer, Roger Federer cayó prematuramente en la tercera ronda del ATP Masters 1000 de Cincinnati. En sets corridos, el ruso Andrey Rublev le ganó por 6-3 y 6-4, en 62 minutos de juego. Esta derrota es la segunda más rápida en la historia para el suizo. La primera tuvo lugar en Sydney 2003 contra Franco Squillari, en la ronda inicial (54 minutos). Aún así, el ex número uno del mundo no lo considera como algo negativo.

«Jugué 45 partidos este año, así que creo que debería estar bien», afirmó el siete veces ganador del Western & Southern Open. Nunca se sintió cómodo en el encuentro, tanto es así que solo convirtió siete de sus 19 puntos en los que subió a la red. Además, resaltó la potencia de su rival como el factor principal del resultado. «Es un jugador que le gusta estar en control de los ‘rallies’ y te puede sacar la raqueta de la mano con sus tiros», definió.

El hecho de batirse con un rival por primera vez en su carrera fue otro aspecto determinante. «Si juego contra Rafael Nadal o Novak Djokovic, sé más o menos lo que van a hacer o pueden hacer. Eso es diferente con un jugador que enfrentas por primera vez. Quizás sea una pequeña ventaja sobre nosotros, pero de todos modos, todavía tienes que llegar a las esquinas, llegar a las líneas, seguir adelante. Hizo exactamente eso. Hoy estuvo realmente perfecto. Fue una gran actuación», resaltó Federer.

«Para mí es importante mantenerme sin lesiones e ir sintiéndome mejor. Y pese al partido de hoy estoy contento que vine aquí, entrené bien. Tuve dos partidos y hubiera querido que me vaya mejor. El plan es siempre no perder en primera ronda. Ahora tendré algunos días libres. Trabajé antes de Cincinnati y ahora volveré a entrenar. Estaré bien, es simple, hay que seguir trabajando duro», reconoció el máximo ganador del circuito ATP.

Por su parte, Andrey Rublev se dio el lujo de vivir una experiencia que no olvidará nunca. El gran triunfo sobre Roger Federer significó su quinta victoria en lo que va de la semana en Ohio (arrancó en fase previa). Además, le ganó por segunda vez en 20 días a un Top Five, ya que venía de derrotar al austríaco Dominic Thiem en Hamburgo. Por primera vez en su carrera, se apuntó en los cuartos de final de un ATP Masters 1000.

El joven de 21 años destacó por su avasalladora potencia. Desde el inicio, el ruso mostró sus cualidades y no se vio inhibido por la presencia de uno de los mejores tenistas de la historia del otro lado de la red. Tanto es así que, a puros golpes sin miedo a equivocarse, Rublev quebró los dos primeros saques del suizo, algo que no ocurre ni de manera remota. No conforme con eso, continuó seguro al frente y se llevó el primer set.

Sin achicarse, ante la inminente reacción de Federer y lo que representaba su primer duelo contra Su Majestad, Rublev mostró su mejor versión. Estuvo rápido de piernas y de reflejos en la red, agregado a una derecha que no aflojó ni un instante. Con la agresividad como bandera, el ruso cerró el encuentro y se metió en los cuartos de final en Cincinnati. Ahora, se verá las caras con su compatriota, Daniil Medvédev y, en caso de pasar, podría encontrarse con el número uno, Novak Djokovic, en semifinales.