Medvedev estará en la final

Twitter oficial del ATP Tour

No hay dudas de que Daniil Medvedev es uno de los mejores tenistas de la temporada. En el día de ayer, ratificó esa postura al vencer por 3-6, 6-3 y 6-3 a Novak Djokovic en las semifinales del ATP Masters 1000 de Cincinnati y concretó su triunfo número 43 en lo que va del año (30° en canchas duras). De esta manera, tras una hora y 43 minutos de juego, obtuvo su boleto para su tercera final consecutiva. El último que había conseguido dicha hazaña fue Alexander Zverev el año pasado, en Múnich, Madrid y Roma.

El partido no comenzó nada bien para el ruso, ya que cedió el primer set y en el segundo tenía break point en contra cuando iba 3-2 abajo, pero pudo levantarlo y salvar un momento que podría haber cambiado el desenlace. A partir de ahí, el joven de 23 años se reincorporó y sacó a relucir sus mejores cualidades. Con su gran potencia en los golpes, variando el ritmo de pelota y concretando 16 aces, no le dio respiro al número uno del mundo.

Hace un año, nada podía prever el presente de Medvedev, quien se fue eliminado del Western & Southern Open en primera ronda y ocupaba el puesto 56° del ranking. Hoy, se afianzó como el tenista con más victorias en el año y viene manteniendo un récord de 13-2 en sus últimos tres torneos, proeza que le permitió estar en todas las finales. Salió subcampeón en Washington (perdió ante Kyrgios) y en Montreal (cayó ante Nadal). Hoy, buscará romper esa racha ante David Goffin y obtener su título más importante.

Además de volver a clasificarse a un partido decisivo, el ruso logró algo que no suele ocurrir en el circuito ATP. Es que firmó su segunda victoria consecutiva contra Djokovic, tras vencerlo en Montecarlo. De esta manera, también se afirmó en la lucha para ganarse un lugar en el ATP World Tour Finals por primera vez en su carrera. Si se consagra en Cincinnati, desplazará a Stefanos Tsitsipas y quedará en el sexto puesto del ranking mundial.

Por otra parte, luego de la derrota, el serbio resaltó la actuación de su rival. «Creo que he jugado un partido realmente bueno. Quizá en el tercer set, cuando he perdido el servicio con 1-1, podría haberlo hecho mejor. Pero cuando alguien conecta el segundo saque a 206km/h, no comete demasiadas dobles faltas y busca atacar en cada golpe, uno debe quitarse el sombrero y felicitarle», aseguró el número uno del ranking mundial.

Nole‘ siguió elogiando a su rival: «Ha jugado un tenis increíble desde el 4-3 del segundo set. No hubo mucho que pudiera hacer. Intenté restar su servicio. Cuando he colocado la raqueta en la pelota pude hacerlo, pero uno no puede predecir o prepararse para alguien que usa así de manera regular su segundo servicio. Sin lugar a dudas tiene mucha confianza. Cuando la tienes, te permites buscar ese tipo de golpes. Le doy la enhorabuena. Ha merecido la victoria».

El ruso sabe que todos los partidos son complejos: «Afronto cada partido sin importar contra quién juego. No siento presión extra o más confianza por jugar contra Goffin o, por ejemplo, contra Rafa. Pero probablemente en porcentaje cambia, sí, tengo una mejor oportunidad para ganar frente a David que ante Rafa, pero no significa que no pueda perder». Hoy, habrá un campeón inédito de un Masters 1000, cuando Medvedev y Goffin choquen en Cincinnati en busca del título.