Medvedev: «Estaba muy agotado para celebrar»

Twitter oficial del ATP Tour

Ayer, Daniil Medvedev consiguió su primer Masters 1000 al vencer a David Goffin en la final de Cincinnati, por 7-6 y 6-4. Como si eso fuera poco, el tenista ruso logró la hazaña de treparse, por primera vez, al Top Five al alcanzar el puesto número cinco del ranking. Teniendo motivos de sobra para desatar un festejo descontrolado, no obstante, ganó el match point y se mantuvo tranquilo, sin muecas en su rostro.

La razón de su actitud al consagrarse campeón del torneo más importante de su carrera, hasta ahora, tiene que ver con el cansancio que el joven de 23 años cargaba sobre los hombros. «Si me hubieras preguntado antes del torneo cómo celebraría, probablemente diría: ‘Sí, voy a tumbarme en la cancha, comenzaré a gritar y a saltar, y luego levantaré las manos’. Pero, para ser honesto, estaba muy agotado», reconoció.

«En el 5-3 del segundo set, comencé a tener calambres en todas partes. Por supuesto que traté de no mostrarlo. En el último juego con mi saque estuve 15-40, estaba muy acalambrado. Solo pensaba, si igualamos a cinco, ¿qué hago? Entonces hice cuatro saques increíbles. Y cuando hice el último, dije: ‘Wow, está terminado’. Pero no tuve fuerza dentro de mí para celebrar», expresó el flamante campeón del Western & Southern Open.

En la última semana, Medvedev ganó seis partidos por el Masters 1000 de Cincinnati, incluido uno a Novak Djokovic en tres sets. Además, la de ayer fue la tercera final consecutiva del ruso, es decir que completó el calendario en sus últimos tres torneos disputados, agregando Washington y Montreal. Entre esos dos, jugó diez encuentros. La gira por las canchas rápidas de Norteamérica le resultó muy favorable al ruso.

En el día de hoy, Daniil se convirtió en el primer tenista de Rusia en aparecer en el Top-5 desde junio de 2010, cuando su compatriota Nikolay Davydenko ocupaba un lugar entre los cinco mejores del mundo. Para tener una dimensión de lo fructíferas que fueron las últimas tres semanas de Medvedev, sumó 1.865 puntos entre Washington, Montreal y Cincinnati. Solo eso le bastaría para ser número 19 del ranking.

«Cuando iba en semifinales vi el ranking en vivo, y pensé: ‘¿Me convertiré en número cinco si gano el torneo?’. Pero me respondí: ‘No, no pienses en eso’. Ahora lo he logrado. Es un objetivo que no hubiera podido creer que iba a alcanzar tres semanas atrás porque acababa de entrar en el Top-10 y solo estaba viendo cómo arreglármelas para quedarme allí por un buen tiempo», destacó el nuevo poseedor del quinto lugar en la clasificación.

Para repasar lo que fue su primer título en un torneo de maestros, Medvedev derrotó a en primera ronda a Kyle Edmund (6-2, 7-5), a Benoit Paire en segunda (7-6, 6-1), a Jan-Lennard Struff en tercera (6-2, 6-1), a Andrey Rublev en cuartos de final (6-2, 6-3), a Novak Djokovic en semifinal, en lo que fue el único partido donde cedió un set (3-6, 6-3, 6-3) y a David Goffin en la final (7-6, 6-4). El próximo reto del ruso será el último Grand Slam del año, US Open.