Cómo llegan Federer y Nadal al US Open

Twitter oficial del Wimbledon

Dentro de dos días, el cuadro principal del último Grand Slam del año dará inicio. Con la presencia de los mejores tenistas del circuito, el Abierto de los Estados Unidos promete ser un torneo más que apasionante, como siempre. En vísperas de un nuevo arranque, dos de los mejores jugadores de todos los tiempos, Roger Federer y Rafael Nadal, contaron cómo se sienten de cara a una nueva incursión en el certamen de Nueva York.

El suizo viene de recibir dos golpes duros en las últimas competencias en las que se presentó. Cayó en la final de Wimbledon, ante Novak Djokovic, habiendo tenido dos puntos para campeonato con su saque. También, perdió en tercera ronda de Cincinnati, frente a Andrey Rublev. Sin embargo, el actual número tres del ranking mundial afirmó: «Ahora es como mejor me he sentido en años antes de un US Open«.

El presente de Federer ayuda a quitarle presión en cuanto a ser favorito para quedarse con el título. Las dos caídas anteriores, más los pocos partidos que jugó en este último tiempo (nueve desde julio), hacen que Su Majestad esté más relajado. «He estado jugando bien en Grand Slams, lo que ha sido genial. La victoria sobre Rafa en las semifinales de Wimbledon fue grande para mí. También la final contra Djokovic», aseguró.

A su vez, el suizo opinó positivamente sobre su tempranera derrota en el Western & Southern Open. «Podría ser algo bueno perder temprano. Tal vez sea una de esas cosas que a veces tiene que suceder, como cuando perdí en primera ronda de Dubái 2017 y luego gané Indian Wells y Miami. Quizá necesitaba ser derribado en Cincinnati, reagruparme, entrenar duro. Eso fue lo que hice. Estoy listo para el US Open«, sentenció el máximo ganador de la historia.

La lucha por ver quién tiene más Grand Slams está más ajustada que nunca. Federer posee 20, Nadal tiene 18 y ‘Nole’, 16. Sobre esto, y con la prudencia que lo caracteriza, Rafa expresó: «Es otro Grand Slam y no lo siento como una lucha. Al final se ha llegado a esta situación por la propia historia, jugando en cada torneo. Llego aquí y mi ilusión es darme una opción de competir bien y de estar preparado para darme una oportunidad de aspirar a lo máximo».

El número dos del ranking mundial irá en busca de su cuarto título en el Arthur Ashe (salió campeón en 2010, 2013 y 2017). Sin embargo, prefiere mantener los pies sobre la tierra. «Es algo personal, no porque uno tenga 18 o el otro, 20. Cuando pienso en ese objetivo, no pienso en la historia sino en mi historia que consiste en darme una oportunidad más de competir bien en un torneo tan importante como el US Open«, remarcó Nadal.

El español participó en una sola competencia después de Wimbledon, el Masters 1000 de Canadá. No obstante, lo hizo de gran manera ya que se quedó con el título y se convirtió en el tenista con más consagraciones en competencias de dicha categoría (35). «Creo que llego bien. Tampoco puedo decir mucho más hasta que empiece el torneo, pero sinceramente en Montreal terminé de muy buena manera, fui de menos a más y acabé jugando un muy buen partido en la final», sentenció Rafa.