Dovizioso tuvo un grave accidente y Álex Rins explotó de alegría con la victoria en Silverstone

Fuente: Twitter oficial de MotoGP.

El piloto italiano de Ducati cayó en el comienzo de la carrera y debió ser hospitalizado por perder la consciencia en el golpe. Gran susto para el aspirante a la victoria y su equipo, quienes actuaron de inmediato y lo trasladaron a la clínica más cercana. Además, Álex Rins derrotó a Marc Márquez sobre la meta y destacó todas las sensaciones que esta victoria le ha dejado, además de la excelente maniobra para el triunfo.

En el inicio del Gran Premio de Gran Bretaña, Andrea Dovizioso sufrió una caída muy fuerte y, a causa de esto, perdió el conocimiento durante un tiempo. El mismo no pudo evitar el contacto con Fabio Quartararo y ambos se fueron al suelo rápidamente. Lo que todo parecía normal, terminó siendo un gran susto cuando el nacido en Italia no reaccionaba a las voces de los paramédicos que acudieron al lugar.

Dovi tuvo que ser sacado del lugar en camilla al centro médico más cercano, teniendo en cuenta que se trataba de una lesión en la cabeza y este suceso se debe tratar en el acto. Más allá de que con el correr de los minutos se haya recuperado, la precaución es lo primero. Además el italiano reportó un gran dolor en su cadera y esto otro también tuvo que ser tratado para descartar lesiones mayores en su cuerpo.

Por otro lado, una realidad totalmente distinta fue la que vivió el español de Yamaha. Álex Rins pudo sacar toda su magia a relucir y derrotó al pentacampeón del mundo en los últimos metros del circuito británico. Tras un formidable adelantamiento en la pista de Silverstone, el nacido en Barcelona derrotó al de Repsol Honda en la última curva y consiguió una victoria que dará de qué hablar en esta semana, ya que es la segunda vez consecutiva que Márquez pierde así.

«Preferí no enseñarle mis trucos, y por eso cuando me dejó pasar le volví a dejar pasar yo, para no dejar nuestras cartas al descubierto. Detrás rodaba bastante confiado. Era más fuerte yo que él en el primer y segundo sector, pero en el tercero y el cuarto él me metía un churro, entre medio segundo y seis décimas. Hice lo que pude. Sabía que se cerraría y por eso me fui largo, para después meterme por dentro», destacó luego de la victoria.

«El adelantamiento que le hice en la penúltima vuelta lo hice porque pensaba que la carrera se había acabado. Pero le he visto con el gas a fondo y he seguido apretando. Estoy que no me lo creo. Especialmente contento porque pensando he batido dos leyendas, Rossi en Texas y Márquez aquí. Esta sabe a gloria, igual que la de Valentino», continuó diciendo el barcelonés que pudo hacer enojar a su compatriota.

Envuelto en una gran felicidad, Rins culminó diciendo: «Estoy contento porque pasito a pasito estamos allí. Hemos pasado dos ceros que nos han restado puntos. Hemos cambiado un poco la puesta a punto de la moto. Sabíamos que si podía aguantar junto a Marc y Fabio en las primeras vueltas, tendría mis opciones. Realmente ha sido muy buena para nosotros esta carrera y pudimos cerrarla con ese movimiento que nos dio el triunfo».