Fuente: Twitter oficial de Jorge Lorenzo.

El corredor español de Repsol Honda volvió al ruedo luego de dos meses sin actividad y le fue mejor de lo que esperaba. El Gran Premio de Gran Bretaña fue donde Jorge Lorenzo volvió a competir de manera oficial, después de que un problema físico lo deje fuera de las carreras por un largo tiempo. El mismo había expresado que correría lento y que el objetivo era intentar pasar la meta y terminar la competencia, cosa que pudo cumplir.

«La sesión en la que fui mejor fue la carrera, y eso es muy positivo. Pensaba que terminaría último y rodé por delante de Abraham y Syahrin. Me duele todo el cuerpo, sobre todo la espalda, pero también el resto porque no estoy entrenado. Sin embargo, fue mucho mejor de lo que me esperaba. Los analgésicos y la adrenalina me han ayudado a soportar el dolor. Ha costado mucho y el esfuerzo ha valido la pena», comenzó diciendo Lorenzo.

«Uno no sabe nunca cómo se va a encontrar hasta que se sube a la moto, no es lo mismo que nadar o hacer pesas. Ha ayudado que han reasfaltado el circuito y no había muchos baches. Hemos ido en progresión, sobre todo durante la carrera, esperaba poder rodar en 2.6 y lo hemos hecho en algunas vueltas y de media hemos acabado a menos de 3 segundos del ganador. No es el resultado que queríamos, pero tras dos meses sin subirme a la moto y con tantos problemas he hecho o que he podido, y sobre todo no he hecho acciones estúpidas que podían agravar más la lesión. Cuanto más tiempo pase mejor estaremos», destacó el de Repsol Honda.

En cuanto a cómo planteó la carrera en el Gran Premio de Gran Bretaña, Jorge comentó lo siguiente: «He salido bastante bien pero he preferido ser conservador y frenar pronto, dejar que todos me pasaran y ver los toros desde la barrera para evitar problemas. Sabía que mi ritmo sería de los últimos y lo que contaba era mantenerme para llegar al final de la carrera, no tenía sentido meterme a adelantar en la salida».

«En Misano terminaré más cerca. Este tipo de lesión, por lo que me han dicho quienes la han sufrido, no deja secuelas, pero nunca se sabe cómo va a evolucionar, esperemos que bien y pronto esté al cien por cien. Antes de llegar cada vez podía hacer más cosas en el gimnasio, pero en carrera ha sido durísimo. En el test de Misano espero haber podido bajar la inflamación que tengo ahora, necesito poder forzar el entrenamiento diario para ponerme en forma», acotó el nacido en Barcelona.

«Creo que la Suzuki era la mejor moto aquí y eso se sabe desde hace tiempo, cuando ganó Viñales en 2016. Pero Márquez hace la diferencia siempre y se mete entre los mejores donde sea. Sigue demostrando que es el más fuerte de la actualidad y, más allá de haber perdido, estuvo a punto de conseguirlo contra las marcas más rápidas en este circuito. Eso es un gran mérito de él, ya que no era el favorito», resaltó el corredor lesionado, quien respaldó a su compañero de equipo.

«En Misano hay muchas cosas que probar de cara al año que viene, estoy ilusionado en saber si encontramos algo en las frenadas, que es donde más sufro. He trabajado la ergonomía, poner lo mejor lo que me da más comodidad y en ese sentido estamos bien pero hay que trabajar mucho la entrada a curva, la moto no me da seguridad, es muy rígida. Esperemos que el trabajo que está haciendo Honda de resultado pronto», concluyó diciendo Jorge Lorenzo.