Fuente: Twitter oficial de MotoGP.

El piloto italiano de Ducati corrió en el test de Misano, luego de lo que fue el gran accidente que protagonizó en el Gran Premio de Gran Bretaña. El mismo dialogó con la prensa y contó las sensaciones que le ha dejado volver a subirse a su moto, cuando la última vez que lo hizo fue con un gran golpe, pérdida de conocimiento e internación en el hospital. Fue un gran susto para él y los suyos, por lo que ha dejado tranquilo a muchos con sus dichos.

Andrea Dovizioso no tendrá un gran recuerdo de Silverstone, ya que cayó en el comienzo de la carrera y debió ser hospitalizado por perder la consciencia en el golpe. Gran susto para el aspirante a la victoria y su equipo, quienes actuaron de inmediato y lo trasladaron a la clínica más cercana. Además, Álex Rins derrotó a Marc Márquez sobre la meta y le robaron por segunda vez consecutiva la carrera en los últimos metros al pentacampeón del mundo.

En el inicio del Gran Premio de Gran Bretaña, el corredor nacido en Italia sufrió una caída muy fuerte y, a causa de esto, perdió el conocimiento durante un tiempo. El mismo no pudo evitar el contacto con Fabio Quartararo y ambos se fueron al suelo rápidamente. Lo que todo parecía normal, terminó siendo un gran susto cuando el nacido en Italia no reaccionaba a las voces de los paramédicos que acudieron al lugar.

Más allá de todo esto, y después de haber recibido el visto bueno para correr en Misano, Dovi se volvió a subir a su Ducati y cumplió el objetivo. El principal punto a alcanzar era estar arriba de su vehículo de dos ruedas y hacerlo sin problema alguno. Eso se pudo lograr sin mayores esfuerzos, pero algún que otro dolor todavía le impedía llegar a su máximo nivel. El mismo hizo ciento dieciocho vueltas al circuito de San Marino y se fue conforme.

La palabra de Andrea Dovizioso

«Afortunadamente pude hacer un día y medio de pruebas y físicamente me siento bien, mucho mejor que el fin de semana (dijo entre risas). En los últimos días logramos hacer un buen trabajo en casa, recuperé mi estado físico bastante bien y pude rodar, aunque todavía estoy un poco magullado y me falta algún tiempo para recuperarme al cien por ciento. De todas maneras, hicimos un gran trabajo», comenzó diciendo el italiano.

«Fue muy importante estar presente también porque encontramos una pista bastante diferente en comparación con el año pasado, con menos agarre y porque también estaban todos los otros pilotos y pudimos hacer algunas pruebas interesantes en términos de carrera, tanto materiales como de configuración. Sabíamos que debíamos estar acá y no quedarnos fuera. Si preferíamos aguardar y recuperar en casa, no podríamos haber probado nada aquí», resaltó el pretendiente a la lucha por el título.

El año pasado fue mejor para él, ya que pudo ganar en el circuito de San Marino, en el mismo test. Esta vez no pudo hacerlo de igual manera por lo ocurrido en Silverstone, por lo que el corredor de Ducati dijo lo siguiente: «Todavía no estoy completamente satisfecho con nuestra velocidad, pero fue importante poder salir a la pista en esta prueba, lo hicimos y ahora nos prepararemos bien para estar listos para el fin de semana de carrera».