Fuente: Twitter oficial de ATP Tour.

El tenista argentino ganó y avanzó a los cuartos de final del certamen norteamericano, por lo que ahora se deberá medir contra el español, quien venció a Marin Cilic. Diego Schwartzman Logró un gran triunfo ante Alexander Zverev y sigue en el camino del US Open, donde ahora tendrá que chocar contra uno de los mejores de todos los tiempos. «Peque» tuvo un gran análisis de su rival y pudo expresar dentro del campo su mejor entrenamiento.

A sus veintisiete años de edad, el deportista de la celeste y blanca tendrá uno de los duelos más importantes de su carrera. De ganarle a «Rafa«, avanzaría a las semifinales de uno de los torneos con más prestigio en el mundo. El mismo derrotó 3-6, 6-2, 6-4 y 6-3 al alemán y quiere seguir de racha. Por otro lado, Nadal pudo hacer lo propio con un contundente 6-3, 3-6, 6-1, y 6-2 para avanzar de ronda y tener que verse la cara con el de la «Albiceleste».

El «Peque» sacó el alma de destructor y, luego de estudiar de gran manera a su rival, impuso todo su entrenamiento y talento dentro de la cancha. Todo aquel pasado en el que lo catalogaron como un «demonio» por las locuras que hacía de chico, finalmente está trasladándolas al tenis y eso se puede ver partido tras partido. La picardía e hiperactividad que tuvo en su infancia y adolescencia, esta vez se llevan a cabo en el deporte.

En 2014 debutó en Roland Garros y ya en ese momento entró en el Top 100. Ya en 2015, al año siguiente, empezó de otra manera y comenzó a proponerse mayores objetivos en su carrera. Así, ingresando directo en los torneos de Oceanía, alcanzó su primera final en los dobles de San Pablo, debutando también en la Copa Davis. En 2016, siguió evolucionando, ganó su primer título en Estambul y terminó el año en el número cincuenta y dos del Ranking ATP.

Luego de ello, Schwartzman protagonizó uno de los instantes de mayor madurez y lucidez de su carrera, avanzando en series de muy grande importancia y venciendo a rivales de mucha más experiencia. En su momento tenía dos opciones: seguir igual para mantenerse en el Top 60-70 o invertir e intentar dar el salto, con las dudas lógicas que ello implicaba en su vida. «Peque» definitivamente eligió bien y eso hizo. Buscó salir de la zona de confort y sorprende al mundo hoy en día.

El objetivo que se propuso fue mejorar la resistencia y los desplazamientos en la cancha. Focalizarse en el duelo, ganar intensidad, crecer estratégicamente, potenciar todos los sentidos y demás cualidades fueron las que pudo conseguir de a poco. Alcanzó el N° 11 en 2018, ganó más títulos y jugó finales, potenció su figura en la Copa Davis, pasó a jugar las segundas semanas de los Grand Slam, los mejores lo respetan y lo eligen para entrenarse juntos. Ya nadie habla de su altura porque el apodo de «Peque» le queda chico a su enorme tamaño deportivo.

Próximo duelo

Ahora es momento de enfrentarse al número dos del Ranking ATP y, siendo el veintiuno en el mundo, intentará quedar en la historia grande del US Open. Este miércoles será el gran duelo, donde sólo uno de los dos avanzará a las semifinales del torneo estadounidense y el otro deberá despedirse del mismo. Gran espectáculo se vivirá a mitad de semana y hay una expectativa muy grande por lo que pueda salir de este partido.