Se intensifica la tensión entre McGregor y Nurmagomedov en UFC

Fuente: Twitter oficial de UFC.

El peleador irlandés ha retado nuevamente al ruso para una revancha en el octágono, luego de que este último venciera a Dustin Poirier en el UFC 242. El que acabó con Conor McGregor en 2018 se enfrentó al estadounidense en la tarde de este sábado, en Abu Dhabi. Los campeones de diferentes categorías de las artes marciales mixtas se vieron las caras este 7 de septiembre, siendo la velada estelar de la noche. Luego de pasar una sanción de nueve meses por los incidentes con el de Dublin, Khabib Nurmagomedov volvió al octógono para pelear contra el norteamericano.

Fue en el tercer round cuando llegó el cierre. Khabib logró finalmente someter de espaldas y tomar del cuello a Poirier, quien pidió al árbitro que detenga la pelea. Mismo movimiento fue el que utilizó para terminar con el irlandés McGregor el año pasado. Ahora, el peleador oriundo de Louisiana, quien poseía el cinturón interino de la categoría y soñaba con quedarse con la unificación de títulos, no pudo con el poder ofensivo del campeón invicto ruso. Al finalizar, el de Rusia volvió a saltar para afuera de la jaula y todo el público pensó que pasaría lo del año pasado, pero sin embargo culminó abrazado del presidente de UFC, Dana White.

Más allá de que ha pasado casi un año desde que combatieron entre ambos en la UFC, la rivalidad entre el de Nurmagomedov y el nacido en Irlanda sigue intacta. Los golpes legales no han sido suficientes para ninguno de los dos y ya lo han demostrado públicamente. Nada ha cambiado desde que aquella velada del 6 de octubre de 2018 en la que se subieron al octágono y el ruso se llevó una victoria inapelable por sumisión, la que derivó en un escándalo fuera de la jaula.

«A pesar de nuestra pelea, nada ha acabado. Aplastar a la gente no es suficiente para mí y quiero más. Tenemos que aplastar a todos su equipo, no sólo a él. Eso mismo le dije a la mía antes del combate del año pasado: ‘Vamos a la guerra, esto no se trata sólo de nuestro enfrentamiento’. Nuestro combate fue dentro y fuera, como seguirá siendo hasta que acabemos con ellos», expulsó Khabib, intimidando a Conor, hace algunos días.

«Esto nunca acabará realmente, lo quiero destruir. Nunca se terminarán mis ganas de golpearlo hasta acabar con él. Si nos vemos en cualquier sitio, vamos a pelear, no me interesa. No importa si uno de los dos va a la cárcel, prefiero terminar dentro de ella, pero golpearlo hasta no poder más. No tengo miedo de eso. Si alguien tiene que ir a la cárcel, seré yo porque ellos irán al hospital y nosotros iremos a la policía», fue lo que había dicho el ruso.

Cuando culminó el combate ante Poirier en Abu Dhabi, Khabib dijo: «¿Por qué nos tenemos tanto respeto? Porque ustedes recuerdan mi última pelea, con ese tipo irrespetuoso (Conor McGregor). Tuve que soportar todas sus estupideces. Quiero olvidarme de todo eso. Realmente demostramos de qué se trata este deporte. Las MMA tienen que ver con el respeto. Cuando entras a un gimnasio te enseñan a respetar el lugar, a tus compañeros, entrenadores, mantener todo limpio. Las Artes Marciales Mixtas no tienen nada que ver con los insultos».

La respuesta de McGregor

Conor, a pesar de no estar en la pelea de Abu Dhabi , instantáneamente hizo sentir su presencia en Twitter al publicar: «Reserve mi revancha para Moscú». El mismo hizo referencia a que quiere la revancha en propio suelo de Nurmagomedov, cosa que realmente sería impresionante, teniendo en cuenta la tensión que se vive entre ambos peleadores y la magnitud que esto a causado.