Nuevo revés para los atletas rusos

Diamond League sitio oficial

Hay 18 atletas rusos que no podrán competir en el próximo Mundial de Doha como participantes neutrales, según informó hoy la Federación Internacional de Atletismo (IAAF). Entre ellos figuran las campeonas olímpicas en salto en alto, Anna Chicherova, y en marcha atlética, Elena Lashmanova. En total son 58 los deportistas que vieron rechazada su petición para poder competir en el mundial mientras persiste la suspensión a la federación rusa por los casos de dopaje.

Los atletas rusos solo pueden competir en eventos organizados por la IAAF como «atletas neutrales autorizados», luego de que la federación internacional suspendiera al organismo que regula la actividad de los atletas en Rusia por su participación en las operaciones de dopaje sistemático con apoyo estatal, según estableció una denuncia de la Agencia Mundial Antidopaje. Rusia no puede entonces presentarse con un equipo oficial a las competencias, pero algunos de sus atletas sí. Los que son autorizados.

Chicherova y Lashmanova están en la lista de vetados por la federación internacional por haber sido sancionadas retroactivamente a partir de análisis que se hicieron con nuevas tecnologías. Este sistema permite analizar pruebas que datan de hasta 12 años de antigüedad. Así, la campeona olímpica en salto en alto en Londres 2012 perdió su bronce olímpico obtenido en Pekín 2008 debido al uso de esteroides, mientras que Lashmanova fue suspendida por dos años por la utilización de hormonas prohibidas.

Pese a las suspensiones, ambas mantienen sus medallas doradas. Lashmanova incluso la ganó aunque terminó segunda en la competencia, ya que su compatriota Olga Kaniskina, la campeona original, fue descalificada por otro caso de dopaje. Sin embargo, al haber sido castigadas por el uso prohibido de sustancias, la federación internacional las puso en la lista de vetados que no podrán competir en el mundial.

Otro caso similar de atletas de Rusia que no podrán estar en Doha es el de Ekaterina Zavyalova, medallista plateada en los 800 metros de Londres 2012, que también se vio beneficiada por la suspensión de una compatriota para finalizar segunda. Para Antonina Krivoshapka, en cambio, el castigo fue doble: fue rechazado su pedido para estar en el mundial y perdió la medalla plateada ganada en la posta 4×400 metros.

En enero, la IAAF anunció que 42 atletas rusos habían sido autorizados a competir en el mundial bajo el paraguas de la neutralidad. La lista se amplió en febrero a 63 y subió a 117 en julio. En total, 128 atletas de origen ruso tienen la autorización para ir a Doha, mientras que 58 fueron rechazados por la entidad que rige los destinos del atletismo mundial. El Mundial de Atletismo se desarrollará en la capital de Qatar entre el 27 de septiembre y el 6 de octubre.

El escándalo de dopaje ruso, especialmente durante los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi 2014, desató una tormenta en el deporte mundial. Antes de los Juegos Olímpicos de Río 2016, el Comité Olímpico Internacional le dio vía libre a las distintas entidades deportivas para determinar el destino de los rusos. La IAAF fue una de las más duras: prohibió la participación de todos, incluida la campeona olímpica Yelena Isinbayeva. Solo pudo competir Darya Klishina, atleta rusa pero radicada en Estados Unidos.