Navratilova le da fuerza a Serena Williams para lo que viene

Fuente: Twitter oficial de WTA.

La ex tenista checa que será recordada por siempre dialogó con la prensa y brindó su apoyo para una de las hermanas estadounidenses. Martina Navratilova, una de las jugadoras más grandes de la historia que revolucionó la década del setenta, le respondió a la WTA y dijo que Serena Williams todavía puede alcanzar un récord histórico de veinticuatro títulos. La nacida en Praga destacó la gran cantidad de Grand Slam que tiene la norteamericana.

El sábado, en el US Open femenino, la menor de las Williams perdió su cuarta final de un Major seguida, algo inédito para ella y su carrera. Así, sigue con veintitrés copas de las grandes. Esta vez, la estadounidense, a punto de cumplir treinta y ocho años, cedió ante la novata Bianca Andreescu, de diecinueve, quien se transformó en la primera canadiense en lograr un Major en singles.

«Creo que Serena estaba un poco sorprendida por lo bien que Andreescu, jugando en su primera gran final, manejó todo muy bien. Habiendo tenido un punto de partido en 5-1 del segundo set, la canadiense perdió cuatro games seguidos, hasta el 5-5, y si la canadiense hubiera perdido su servicio nuevamente, Serena probablemente habría seguido en el partido. Pero, incluso en esa atmósfera, y bajo una presión enorme, Andreescu pudo cerrar y concentrarse en lo que debía hacer», destacó la ex jugadora de sesenta y dos años.

«Si Andreescu ganaba 6-3 y 6-1, hubiera sido una final sencilla. Serena realmente no había aparecido hasta ese momento. Pero entonces, de repente, Serena apareció. Igual no le alcanzó. Si Serena jugara su mejor tenis, seguiría siendo mejor que todas las demás en el circuito. No tengo dudas de que aún le queda mucho para dar y lo seguirá dando por un tiempo», remarcó «Súper Martina«.

Además, Navratilova agregó lo siguiente: «Desafortunadamente para Serena, ella no jugó bien. El mayor problema fue su servicio, que casi siempre es su arma más importante. Cuando Serena enfrenta puntos de quiebre, está acostumbrada a que su servicio la ayude con un ace o un servicio fantástico. Las primeras tres veces que perdió su servicio fue por una doble falta: nunca la había visto hacer eso antes».

«Cuando falla tu mejor tiro, te quedas pensando: ‘¿Qué hago ahora?’ Eso hace que sea difícil encontrar tu ritmo. Además, cuando su servicio fue hacia abajo, llegó a ser angustiante. Serena estaba nerviosa, era su cuarto intento en una final para igualar el récord histórico de veinticuatro títulos de Grand Slam de Court. Ese tipo de presión solo lo viven las leyendas y es imposible de cuantificar», contó.

«Ese sentimiento es único. Creo que ella todavía puede llegar a veinticuatro Grand Slam, especialmente porque la superficie del Abierto de Australia la favorece, ya que es más rápida que el US Open. Pero después de perder cuatro seguidas, cada final importante ahora será más difícil para ella. Habrá más jugadoras que piensen que pueden vencerla y además la presión aumentará. Una buena Serena no será suficiente, necesita jugar en su mejor nivel», cerró la checa.