Tsitsipas: «Me impresionó lo que hizo Del Potro en Río»

Twitter Stefanos Tsitsipas

La nueva generación de jugadores de tenis empieza a trazar su propio camino a la sombra de los tres grandes de la modernidad: Roger Federer, Novak Djokovic y Rafael Nadal. Uno de los nuevos estandartes es Stefanos Tsitsipas. El griego hace su debut esta semana en la Copa Davis, paso previo a representar a Grecia en los Juegos Olímpicos, y menciona en una entrevista con el sitio oficial del torneo a sus referentes deportivos. Entre ellos, recuerda el partido entre Juan Martín del Potro y Novak Djokovic en Río 2016: «Lo que hicieron me impresionó».

«Tengo muchos ídolos olímpicos. Uno de ellos es Pyrros Dimas, múltiple campeón olímpico en levantamiento de pesas. Lo admiro, es una leyenda. También a Usain Bolt por su estilo. Y jugadores de tenis que me impresionaron son Del Potro y Djokovic, el partido que hicieron en Río lo recuerdo, parecía que estaban jugando una final y era la primera ronda. Fue un gran partido para ver», dice el jugador griego.

Tsitsipas es el número 7 del mundo y esta temporada dio el gran salto al vencer a Roger Federer en los cuartos de final del Abierto de Australia; un partido que no solo destacó por su nivel, sino por el simbolismo de enfrentar a una leyenda viviente con una de las joyas de la nueva generación. Con tres títulos en su haber y establecido a edades tempranas como el mejor jugador griego de la historia, ahora Stefanos busca la gloria con su país.

Esta semana, Tsitsipas hace su debut en la Copa Davis. Y lo hace de local, en el Club Tatoi de Atenas y ante la mirada cercana de amigos, familiares, fanáticos y hasta del primer ministro de la nación. Grecia es sede en estos días del grupo III de la copa y Tsitsipas encabeza al equipo que en la primera jornada derrotó a Mónaco y en la segunda cayó a manos de Polonia. «Se siente bien representar a la bandera. Espero tener más momentos así en el futuro», sueña Stefanos.

«Se siente una energía diferente cuando estás en la cancha jugando para tu país. La gente lo vive de forma más intensa, están más emocionados cuando se disputa un evento de este tipo. Espero irme de acá con algo bueno», reflexiona el griego, que confía en llevar las buenas vibras de la copa a sus próximas participaciones en la ATP. «El aliento de la gente se siente diferente. Ojalá pueda tomar algunas de estas cosas cuando vuelva al circuito».

Además de jugar en casa, Stefanos se da el gusto de compartir equipo con su hermano menor, Petros, que en esta fase asume el papel de doblista junto a Markos Kalovelonis. «Me siento muy orgulloso de él», dice Tsitsipas, que vincula el lado emocional de la copa con un recuerdo. «Me acuerdo de cuando Serbia la ganó en 2010. Para una nación pequeña fue un logro impresionante y le dieron alegría a la gente», expresa Stefanos, que se ilusiona con hacer lo mismo para su país.

Pero si no es la Davis, hay otra chance. Los Juegos Olímpicos. Además del plano individual, Tsitsipas confirma que jugará en dobles mixto con María Sakkari. «Para nosotros es todo, competir en los Juegos Olímpicos y ganar una medalla. Es uno de mis grandes objetivos. Además Tokio es un lugar especial y casualmente es una de mis ciudades favoritas del mundo. Seguramente va a ser una atmósfera espectacular».