Djokovic: «No sé cuándo volveré a jugar»

Fuente: Twitter Djokovic

La gira norteamericana de verano le trajo un dolor de cabeza importante a Novak Djokovic. No solo porque no logró obtener buenos resultados ni en Cincinnati ni en el Us Open, sino porque una lesión en el hombro izquierdo que lo tuvo a maltraer durante esas semanas y lo obligó a retirarse en el partido contra Stan Wawrinka en Nueva York, no parece dejarlo en paz. El serbio dialogó con RTS en su país y planteó dudas sobre su futuro próximo: «No sé cuándo volveré a jugar».

El problema en el hombro no es de las mismas características que el del codo, que lo obligó a realizarse una cirugía y ausentarse de las canchas durante buena parte de la temporada 2017, antes de regresar en una forma notable para ganar cuatro de los últimos seis títulos de Grand Slam. De todos modos, es una molestia que lo incomoda para hacer su mecánica de servicio y le impide desarrollar su tenis con normalidad, por lo que podría ausentarse por más tiempo del esperado.

«Me gustaría decir cuándo volveré a jugar, pero realmente no lo sé», dijo Djokovic sembrando dudas. El serbio trabaja periódicamente con un fisioterapeuta para progresar en su recuperación, pero aún no tiene en claro cuándo estará nuevamente en una cancha de tenis. «Estamos siguiendo día a día el estado de la rehabilitación para ver bien cómo viene el hombro», agregó el ganador de 16 títulos de Grand Slam.

«Desafortunadamente, la lesión fue más seria de lo esperado y no me permitió seguir jugando en el Us Open. Es una pena porque es uno de los torneos más importantes del año, especialmente en la parte final del año», se lamentó Djokovic, que planeaba seguir su calendario en Asia con los torneos de Tokio y Shanghai, antes de encarar el cierre de la temporada en París Bercy en las finales de la ATP, en Londres. Ahora, las dudas crecen.

«Todavía espero volver a las canchas en un par de semanas, en el torneo de Tokio. Eso sería lo ideal», deseó Nole. El serbio ya había entregado una actualización a sus fanáticos en sus redes sociales, aunque tampoco dejó certezas allí. «Perdón por mantenerlos a oscuras en estos días. Estoy pasando un gran momento con mi familia y trabajo activamente en mi recuperación para jugar en la gira asiática. Mi salud es mi prioridad máxima y cuando esté listo, volveré», escribió.

La lesión llegó en un momento particular de la temporada para el serbio, que desde su regreso al mejor nivel el año pasado trepó a la cima del ranking para no abandonarlo más. La próxima semana, Djokovic alcanzará las 270 semanas como líder en la ATP, igualando en la tercera posición histórica a Iván Lendl, a 16 semanas de Pete Sampras y más cerca de las 310 de Roger Federer, el dueño del récord. Sin embargo, el serbio tiene un problema: Rafael Nadal.

El español salió campeón del Us Open y rebasó a Novak en la Carrera a Londres, el ranking que marca los puntos obtenidos en el año calendario y a esta altura de la temporada sirve como parámetro más que importante para determinar cómo quedará el ranking cuando termine el año. Con la defensa del título ganado el año pasado en Shanghai más las finales en París y Londres en el horizonte, se abre un enigma importante en la lucha por el número. Primero, habrá que saber cuándo vuelve a jugar el serbio para plantar batalla.