Medvedev, a paso firme en Shanghai

Twitter oficial del ATP Tour

Un cómodo triunfo fue el que se llevó Daniil Medvedev en su debut en el ATP Masters 1000 de Shanghai. Apenas necesitó 54 minutos para despachar por 6-3 y 6-1 al británico Cameron Norrie, que ingresó al cuadro final del torneo desde la fase previa y, en primera ronda, había derrotado al francés Gilles Simon por 7-5 y 6-2. De esta manera, el ruso continúa con su gran temporada y está más que decidido a levantar otro trofeo en China.

La contundencia de Medvedev

«Ha sido mi primer partido después de algunas semanas sin competencia. Tenía cierta preocupación por mi nivel pero he jugado un gran encuentro. No me siento invencible porque he perdido algunas veces. Sino, hubiera ganado cinco títulos consecutivos en Estados Unidos. Estoy manteniendo una gran forma y eso no es sencillo», destacó el actual número cuatro del ranking ATP y vigente subcampeón del US Open.

Apenas nueve puntos, con su saque, fueron los que el tercer cabeza de serie cedió en el duelo de hoy, borrando cualquier posibilidad de su rival para amenazarlo con alguna chance de quiebre. Firme con el servicio, moviéndose a gran velocidad y haciéndose fuerte desde el fondo de la cancha, el nacido en Moscú incrementó su número de victorias en este 2019, llegando a 55, siendo el tenista que más veces ganó en la temporada.

«El trabajo que he hecho durante los últimos dos años y medio fue realmente duro y, ahora, está dando sus frutos. Paso a paso, he ido trabajando más, comprendiendo más detalles sobre mi juego y las piezas han encajado», reconoció Medvedev, campeón en Cincinnati y que buscará destronar la marca de Alexander Zverev como el último jugador que conquistó sus dos primeros Masters 1000 en una misma temporada (2017).

Lo que se viene

El tenista de 23 años viene con el impulso de haber ganado su sexto título en el circuito ATP en el St. Petersburg Open, hace algunas semanas, y ya igualó su mejor actuación en el Rolex Shanghai Masters. En los octavos de final, se enfrentará al canadiense Vasek Pospisil, que dejó en el camino al portugués Joao Sousa (6-3 y 7-5) y fue el verdugo del argentino Diego Schwartzman en la primera ronda del certamen asiático (7-6 y 6-2).