El increíble récord de Simone Biles, la mejor gimnasta del mundo

Fuente: Twitter Gymnastycs

Hay muchas gimnastas que dejaron inscrito su nombre en la historia. Larisa Latynina fue la máxima medallista olímpica hasta la aparición de Michael Phelps. Nadia Comaneci conquistó corazones al conseguir el primer 10 en unos Juegos Olímpicos, en Montreal 1976. Svetlana Khorkina deslumbró por su exuberancia elegante en la era moderna. Y en los últimos años, Simone Biles llegó para superar a todas. La estadounidense consiguió este martes un récord impresionante que la pone en la cima del mundo.

Biles lideró al equipo estadounidense que ganó la competencia colectiva en el Mundial de Gimnasia Artística que se desarrolla en Stuttgart y sumó así su 15° título en mundiales y su 21° podio, quedando como la máxima recolectora de medallas mundiales entre mujeres en la historia. Y puede ir por más: si suma tres medallas más en lo que resta del mundial, sobrepasará también a Vitaly Scherbo, el máximo ganador entre los varones con 23.

Biles competirá en la final del all around, la competencia completa que incluye a los cuatro aparatos de la gimnasia artística: suelo, viga, barras asimétricas y salto. Pero también está en las finales individuales de cada aparato, con lo que la suma de medallas mundiales para la estadounidense podría ascender a 26. Y allí se detendrá con un 99% de probabilidad; ese es el número de chances que estableció Biles de estar compitiendo en Alemania en el último mundial de su carrera.

Biles anunció hace tiempo que tiene pensado retirarse de la alta competencia después de participar en los Juegos Olímpicos de Tokio. A Japón irá a revalidad la magnífica actuación que tuvo en Río 2016, donde cosechó medallas por equipos, en el all around, en salto, en suelo y además sumó un bronce en viga de equilibrio. Para alcanzar a la máxima ganadora en Juegos Olímpicos, la rusa Latynina, Biles debería ganar los seis eventos en Tokio. O seguir compitiendo después de los Juegos, como muchos esperan que ocurra.

La participación de la estadounidense en el mundial cobró notoriedad no solo por sus medallas, sino por una polémica en torno a los puntajes asignados a nuevos elementos que introdujo. Cuando un gimnasta incorpora una nueva figura, se le asigna su nombre con un puntaje de dificultad. Biles introdujo dos; a la de suelo le dieron el máximo puntaje, pero a la que realizó en viga no con el argumento de desalentar a que lo practiquen otras gimnastas que pueden lastimarse al intentarlo. Entonces, Biles salió a criticar la medida. Es tan buena que deben limitarla.