Jorge Lorenzo no se quiere dar por vencido por el mal presente

Fuente: Twitter oficial de Repsol Honda.

El piloto español ha pasado un año de muchos malos ratos, por lo que no quiere dejarse estar por eso, para así poder volver a ser quien era y comenzar a pelear con los grandes nuevamente. Jorge Lorenzo no ha podido superar las lesiones y las caídas, por lo que los resultados negativos siguen llegando. Repsol Honda se ha inquietado un tanto por no poder contar con dos pilotos que hagan la diferencia.

«En primer lugar, nunca he estado al cien por ciento físicamente. Ya llegué a los test de Valencia y Jerez con los ligamentos de la mano tocados. Y todo y con eso no fui mal porque aquella moto (la de 2018) me gustó bastante. El problema fue la nueva, que no me transmitía confianza en las curvas. Corría más en las rectas pero yo iba más lento en general. Allí di mis indicaciones, pero seguramente ya fue demasiado tarde porque la intención de Honda era la de seguir con ese motor que habían hecho», comenzó diciendo el español.

«Te sientes mal, eso repercute en tu confianza y todo va a peor. Cuando la moto varía un poco, recuperas algo de confianza y empiezas a creer más en ti mismo, todo se endereza y mejoras más de lo que esas piezas te aportan realmente. Eso no solo ocurre en el deporte sino en la vida en general. Piensas: ‘Lorenzo está a dos segundos de Márquez y parece mucho’. Pero todo puede cambiar en poco tiempo», respondió, de acuerdo a la posibilidad de volver a ser quien era.

Con respecto a si existe alguna estrategia para mostrar a Honda sus cualidades, dijo: «En un momento determinado tuve dudas sobre mi carrera y se lo hice saber a Honda. Cuando las resolví, comuniqué que mi intención era seguir a tope con el proyecto. A partir de allí es decisión de Honda, no puedo cambiar lo que pasó y lo que siento. Yo trato de dar lo mejor de mí cada vez que salgo a la pista, pero a veces lo mejor de mí es decepcionante. Pero ese nivel es el que me permiten mis sensaciones encima de la moto en ese momento, y entonces no sé dar más ni puedo dar más».

«A mí, lo que opine la gente me da igual. Me importan los míos y mis aficionados. Los que no están conmigo no lo estarán en ninguna circunstancia. Esta situación es crítica porque siempre he estado acostumbrado a ganar. Pero si hago una valoración con una perspectiva más amplia de todo aquello que he conseguido en mi trayectoria, me considero un tipo muy afortunado. Evidentemente que quiero hacerlo bien con Honda, pero si por lo que fuera no lo consigo, tampoco se acabaría el mundo», culminó diciendo Jorge Lorenzo.