El comentario sexista de un entrenador que causa rechazo en el mundo del tenis

Fuente: Twitter Zahalka

El mundo del deporte está plagado de comentarios sexistas. Siempre lo estuvo, a decir verdad. La diferencia es que los cambios progresivos en la sociedad generan que esas situaciones salgan a la luz y sean criticadas con más dureza que en otros tiempos. Los comentarios del árbitro italiano Moscarella hacia una niña alcanzapelotas hace algunas semanas provocaron su suspensión. Ahora, otro hecho causa rechazo en el mundo del tenis.

La japonesa Misaki Doi y la alemana Julia Goerges disputaban un partido en el torneo WTA de Luxemburgo. Goerges ganaba 5 a 4 en el primer set y en el cambio de lado el entrenador de Doi, Christian Zahalka, se acercó a la silla de su pupila para tener una charla, algo que es legal en el circuito femenino con el ingrediente de que los entrenadores llevan incorporado un micrófono que da cuenta de lo que hablan con sus jugadores.

Goerges es una de las mejores sacadoras del circuito femenino en algunas temporadas ha terminado como la tenistas con más aces del circuito. Ante Doi estaba desplegando un buen juego de saque, por lo que Zahalka quiso advertir a la japonesa que el buen andar de la alemana no duraría todo el partido, pero lo hizo con una frase llamativamente sexista: «No va durar, pero lo sé. Es como jugar contra Karlovic, pero con grandes tetas».

La referencia del entrenador es hacia el croata Ivo Karlovic, el jugador con mayor cantidad de saques directos ganadores en la historia del tenis. Pero el comentario sexista generó una inmediata repercusión en redes sociales, que explotaron con comentarios de rechazo hacia el entrenador. Para colmo, Misaki Doi acabó ganando el primer set, pero el partido se lo llevó la alemana por un marcador final de 5-7, 6-1 y 6-3.

Zahalka tiene un antecedente de sanción en el circuito. Recibió una multa de 2 mil dólares en el torneo de Toronto en 2017 por «usar lenguaje colorido en contra del árbitro después de su novena mala decisión», según explicó después de recibir la sanción en redes sociales. «Llevo 22 años en el circuito WTA y en mi opinión el nivel del arbitraje está peor que nunca», agregó en su publicación entonces, y acusó a las grandes agencias de beneficiar a sus jugadoras. «Esto es inaceptable», sostuvo. ¿Qué pensará ahora?