Un cambio drástico genera polémica en Tokio a un año de los Juegos Olímpicos

Fuente: Twitter Río 2016

Faltan 279 días para el inicio de los Juegos Olímpicos. Tokio se prepara para recibir por segunda vez en la historia a la máxima competencia deportiva del mundo; los escenarios van tomando forma y los deportistas compiten día a día para clasificarse a la cita. Pero en estos días una drástica decisión tomada por el Comité Olímpico Internacional (COI) generó polémica en Japón y en el mundo del deporte: el cambio en la sede de una competencia mítica, la maratón.

El COI y la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) decidieron que la maratón y las competencias de marcha atlética no se hagan en Tokio, sino en Sapporo, ciudad que fue sede de los Juegos Olímpicos de Invierno en 1972. El motivo del cambio: el calor. «El movimiento hacia Hokkaido, en el norte de Japón, significará temperaturas más bajas para los atletas durante los Juegos Olímpicos, ya que Sapporo está 800 kilómetros de Tokio y a esa altura del año las temperaturas son cinco o seis grados más bajas que en la capital», explicaron las entidades.

El calor es una de las principales preocupaciones de la organización de los Juegos. Durante el verano medio centenar de personas murieron en Tokio por las altas temperaturas y estrellas como Novak Djokovic advirtieron sobre las dificultades que habrá en los Juegos. Entre otras medidas, la organización cambió los horarios de numerosas competencias para evitar la exposición a altas temperaturas. La decisión de cambiar de ciudad la maratón y la marcha es la última en esa serie de medidas.

Críticas

El cambio propuesto por el COI y la IAAF no es unilateral, sino que dependerá de la decisión conjunto con la ciudad, que ya expresó molestias por la modificación. «El COI anunció abruptamente una propuesta para hacer cambios en la maratón y la marcha, pero llevar ese camino demanda muchas cuestiones», manifestó la gobernadora de Tokio, Yuriko Koike. La funcionaria entiende que «la salud de los atletas es lo más importante», pero reafirma que ya se hicieron cambios en el horario de los eventos como medida preventiva y se muestra «sorprendida por este repentino cambio de dirección».

Desde Japón no es el único lugar del que llegan críticas a la medida propuesta por el COI. Varios atletas que llevan tiempo entrenándose para correr y marchar bajo un intenso calor expresaron su malestar por un cambio que los perjudica en su preparación para los Juegos. El maratonista belga Koen Naert publicó en las redes sociales un mensaje en el que se queja por tener que «volver a planificar todo» y el marchista canadiense Evan Dunfee fue crítico al decir que «necesitamos que los atletas se preparen, no mover la competencia para acomodar a los que no lo hicieron».