Fuente: Twitter WTA Finals

Shenzhen recibe desde este domingo a las Finales de la WTA, el torneo que cierra la temporada del circuito femenino de tenis. Las ocho mejores jugadoras de la temporada compiten por el torneo más importante después de los cuatro Grand Slams, pero además por un suculento premio: hay 14 millones de dólares en juego y la ganadora se llevará la mayor cantidad de dinero en un solo torneo en la historia del tenis.

Este viernes se sortearon las dos zonas de la competencia en tierras chinas. El grupo rojo lo encabeza la número 1 del mundo, la australiana Ashleigh Barty, que deberá cruzarse con la japonesa Naomi Osaka (3), campeona del Abierto de Australia, la checa Petra Kvitova (6), campeona del torneo en 2011 y dos veces ganadora de Wimbledon, y la suiza Belinda Bencic (8), la última clasificada, que en la última semana desplazó del torneo a Serena Williams.

Del otro lado, en el grupo púrpura, la cabeza de la zona será la checa Karolina Pliskova, número 2 del mundo y semifinalista este año en Australia. Completan la zona la canadiense Bianca Andreescu (4), flamante campeona del Us Open, la rumana Simona Halep (5), la campeona de Wimbledon que cumple 300 semanas consecutivas entre las 10 mejores del mundo, y la ucraniana Elina Svitolina, campeona defensora del torneo.

Después de cinco años en Singapur, las finales de la WTA se trasladan a ShenzhenChina, con un vínculo de 10 años de duración y un premio increíble. Hay 14 millones de dólares en total, el mayor desembolso en la historia del tenis para un solo torneo. Por solo participar en el torneo, las tenistas se llevan poco más de 300 mil dólares y en cada partido suman puntos para el ranking, incluso si pierden: 125 en caso de derrotas y 250 para las ganadoras en encuentros de la fase de grupos. La campeona invicta del torneo suma 1500 unidades.

Si alguna de las tenistas gana el torneo sin perder partidos, embolsará la cifra nada despreciable de 4.725.000 dólares, el mayor premio para un tenista, varón o mujer, en un solo torneo en la historia de este deporte. Es más, si la campeona pierde hasta dos partidos en fase de grupos, igual se llevaría más de 4 millones de dólares, una cifra superior a lo que más han ganado hasta el momento dos tenistas: Bianca Andreescu y Rafael Nadal, los campeones del último Us Open, que se llevaron 3.850.000 dólares.