Mundial de Rugby: Inglaterra no respetó el Haka de Nueva Zelanda y los desafió en pleno acto

Fuente: Twitter oficial de World Rugby.

El seleccionado inglés de rugby clasificó a la final del Mundial de Japón 2019, luego de vencer por 19 a 7 a los All Blacks en la semifinal. Los británicos dominaron el encuentro desde el primer minuto de juego, donde llegaron a la conquista inicial a los noventa segundos. Además, desde antes de dar el pitazo inicial, desafiaron a los campeones del mundo en su acto cultural, el famoso Haka de inicio. En su grito de guerra correspondiente, el que realizan antes de cada encuentro, se vieron cara a cara contra un rival que no quiso ser el afectado psicológicamente.

Luego de doce años, Inglaterra volverá a jugar una final de Mundial. En 2003, la segunda en su historia, chocó contra los Wallabies, pero esta vez en su casa, en Sydney más precisamente. Aquella vez, memorable en toda la trayectoria del rugby, fue para los visitantes, que se quedaron con el partido luego de un increíble drop de Jonny Wilkinson. Gracias a estos puntos, los británicos pudieron quedarse con la Copa del Mundo y alzaron las manos hasta el cielo en este deporte. En 2007, en Francia, accedieron a la final y se midieron contra Sudáfrica. Con un nivel superlativo, los Springboks vencieron con creces al seleccionado de La Rosa por 15-6 y se quedaron con la Webb Ellis Cup.

De esta manera, pasó la misma cantidad de años para que los hombres de negro perdieran un nuevo encuentro en una Copa del Mundo. Los oceánicos fueron ampliamente superados en todas sus líneas y no estuvieron ni cerca de poder pasar a la disputa por el título. El resultado fue de 19 a 7 para los dirigidos por Eddie Jones, el que había declarado polémicamente en la previa. Los neozelandeses habían estado en una especie de espionaje en los entrenamientos de Inglaterra entre semana, cosa que no les ayudó mucho en el partido.

La última vez que cayeron en un marcador en la Copa del Mundo había sido en 2007, en el Mundial de Francia, justamente con el anfitrión. Aquel encuentro, con un Haka que quedará en la memoria de todos, fue mucho más parejo y entretenido para los aficionados de este deporte. Les Bleus, vencieron a los de negro 20-18 en un partido épico, derrotando a los mejores del mundo en ese momento. Este campeonato fue complicado para Nueva Zelanda, ya que acarreaban un par de derrotas desde antes de iniciarlo, cosa que no había pasado anteriormente.

La situación inédita que se vivió en la semifinal

El acto cultural que realizan los del seleccionado oceánico en cada encuentro es uno de los espectáculos más atrapantes del mundo. El reconocido Haka es un grito de guerra de los isleños, los que lo realizan preparándose para el choque que tendrán luego de ello. Esta vez, como muy pocas veces ha pasado antes, Inglaterra no se quedó diez metros por detrás de la línea de mitad de campo y realizó una especie de «V», envolviendo a los All Blacks. En las imágenes se puede ver cómo desafían a los hombres de negro, los que terminaron siendo intimidados por La Rosa.