Mundial de Rugby: Sudáfrica venció a Gales y jugará la final ante Inglaterra

Fuente: Twitter oficial de World Rugby.

La segunda semifinal del Mundial de Japón 2019 se disputó en la madrugada de este domingo, donde los Springboks vencieron por muy poco a los británicos y avanzaron a la disputa del campeonato. Sudáfrica se quedó con un 19 a 16 a su favor, ante Gales, dando el paso más esperado en este certamen. La gran final será entre el seleccionado de La Rosa, los que apabullaron a Nueva Zelanda, y los africanos, quienes también pudieron hacerlo en la previa de la competencia. Dos de los firmes candidatos se verán las caras el próximo sábado 2 de noviembre.

En el Estadio Yokohama, ante más de setenta y cinco mil espectadores, los Springboks superaron a los «Reds» y se aseguraron el pasaje para jugar la gran final del Mundial que se está disputando en el suelo asiático. Sólo una semana es la que queda para que este certamen intercontinental culmine, siendo uno de los más atractivos de los últimos años. En él han pasado duelos que quedarán en la historia, participantes que han hecho cosas impresionantes y bajas de otros que nadie esperaba. Estos dos son los que han llegado donde todos quisieron, por lo que merecidamente estarán en la disputa.

Fuente: Twitter oficial de World Rugby.

Las dos selecciones estaban empatadas con dieciséis tantos para cada lado, a falta de cinco minutos para el final. Allí fue cuando el apertura, Handré Pollard, le dio la clasificación a los sudafricanos tras anotar un penal a más de treinta y cinco metros de distancia de los postes. Estos tres puntos a favor de los suyos fueron los que cerraron el 19 a 16, el que los deja con la chance de sumar una nueva Copa del Mundo a las dos que ya tienen. Aunque saben que Inglaterra será el rival más duro a vencer, intentarán repetir resultado.

El experimentado pateador, Pollard, fue el autor de catorce de los diecinueve puntos de su selección, por lo que quedó como el hombre más influyente del partido y el que los dejó en una nueva ilusión. El único try de los Boks fue obra del centro Damian De Allende, mientras que el wing Josh Adams apoyó la solitaria conquista de los británicos. Fue una semifinal un tanto aburrida, teniendo en cuenta la que se vivió el sábado por la madrugada, cuando los ingleses derrotaron a los All Blacks en un apasionante cruce.

El sueño de los Springboks

Con este resultado ya en la mochila, Sudáfrica buscará su tercer Mundial de Rugby, después de las que consiguió en 1995 y en 2007. Saben que el próximo rival es el que mejor ha hecho las cosas a lo largo de esta competencia, por lo que sus chances han disminuido un tanto, pero no se dan por vencidos. El gran candidato es Inglaterra, por lo que tendrán que hacer las cosas de manera perfecta para no quedarse con las ganas en el último choque de la Copa. Por otro lado, los de Eddie Jones sueñan con poder alzar su segundo trofeo mundial en la historia.