Connect with us

Hi, what are you looking for?

MÁS DEPORTES

«En Sudáfrica presión es que maten a un pariente, no el rugby»

Rassie Erasmus, entrenador de los Springboks, analizó con perspectiva el título mundial del seleccionado de rugby para su país.

Fuente: World Rugby

Sudáfrica es campeón mundial de rugby. El seleccionado sudafricano derrotó a Inglaterra 32 a 12 en un encuentro equilibrado en la primera mitad, aunque siempre con dominio de los Springboks, que se hicieron fuertes en el contacto y en las estructuras del juego. En los últimos 20 minutos, liquidaron el encuentro con dos tries, los primeros de Sudáfrica en una final mundialista, ya que en sus dos títulos previos habían sumado solo con penales y drops. El entrenador del equipo, Rassie Erasmus, analizó con perspectiva la importancia del título para su país.

La presión

Sudáfrica es uno de los seleccionados más poderosos del mundos y siempre es candidato a ganar, lo que conlleva presión por cumplir con las expectativas. Para Erasmus, sin embargo, el equipo aprendió a sobrellevar las exigencias y esa es una de las claves del título. «El partido contra los All Blacks en la fase de grupos fue una gran prueba para saber cómo manejar la presión. Estuvimos terribles, pero entendimos qué debíamos hacer en los partidos de eliminación».

El entrenador dio su visión de lo que significa la presión en el deporte respecto a cuestiones de la vida cotidiana en su país. «En Sudáfrica un trabajo no es presión», dijo Erasmus. «La presión es que maten a un pariente cercano. Sudáfrica tiene muchos problemas y hablamos de cómo el rugby no debería ser uno de ellos. Tendría que ser algo que crea esperanza. Hablamos de que somos privilegiados. Fuimos muy honestos entre nosotros».

Esperanza

«Esperanza no es hablar de la esperanza, decir la palabra o escribirla en Twitter, esperanza es cuando juegas bien», manifestó Erasmus, que continuó revelando su filosofía en la conferencia de prensa después de la consagración. «Esperanza es que las personas puedan disfrutar el partido con una comida y se puedan sentir bien cuando termina, sin que importen las diferencias. En esos 80 minutos, estás de acuerdo aunque desacuerdes en muchas cosas».

Kolisi

Siya Kolisi es el primer capitán negro en una copa del mundo y su imagen es el mayor símbolo de un país que aprovechó el Mundial de 1995 como catalizador de la paz después del apartheid. «Es fácil hablar de los momentos difíciles y la falta de oportunidades, pero es duro cuando no tienes para comer», dijo Erasmus sobre Kolisi, que procede de un origen muy humilde. «Hubo una época en que Siya no tenía para comer y este es hoy el capitán que lideró a Sudáfrica en la copa del mundo».