Sinner definirá el título del NextGen Finals ante De Minaur

Foto: Twitter oficial del ATP Tour.

El italiano juega en casa y se siente más que cómodo. Jannik Sinner (95º) sigue jugando en un gran nivel y venció a Miomir Kecmanovic (60º) por 2-4, 4-1, 4-2 y 4-2 para meterse en la definición del ATP NextGen Finals que se disputa en Milán. El joven de 18 años se enfrentará mañana al australiano Alex De Minaur (18º), que previamente venció a Frances Tiafoe y alcanzó la final por segundo año consecutivo.

Pese a un comienzo adverso en el que perdió el primer set, el italiano se apoyó en el apoyo de los fanáticos, elevó su tenis y se impuso en los tres parciales restantes para llegar a la definición. El serbio no pudo mantener el nivel de la primera manga y se vio desbordado por los tiros ganadores del nacido en San Candido. Fue el primer enfrentamiento entre ambos, pero seguramente se seguirán viendo las caras.

Sinner se metió entre los ocho mejores menores de 21 años, luego de un gran cierre de año en el que alcanzó los octavos del ATP 500 de Viena y las semifinales en el ATP de Amberes, ambos hace un par de semanas. Además, fue campeón en Lexington y Bergamo pero en el circuito Challenger. Todos estos resultados hicieron que se metiera en el Top 100 por primera vez en su carrera.

Ya en el torneo de Milan, fue el primero en conseguir el boleto a semifinales luego de ganar sus primeros dos partidos en el grupo B. Sin embargo, ayer se vio sorprendido por el eliminado Ugo Humbert. De todas maneras, se metió entre los cuatro mejores como el mejor de su zona y hoy recuperó el nivel. Además, es la primera vez en las tres ediciones que habrá un finalista local, por lo que puede utilizar en su favor el apoyo del público.

Su rival será nada menos que Alex De Minaur, que hoy venció a Tiafoe en las semifinales, está invicto en el torneo y alcanzó la final por segundo año consecutivo. En 2018, perdió la final a manos de Stefanos Tsitsipas (7º), quien competirá en el Masters de Londres a partir de la semana que viene. Será el primer enfrentamiento entre el australiano y el local, que definirán a un nuevo campeón.