Álex Márquez: «Este título es para los que creyeron en mi»

Fuente: Twitter oficial de Moto2.

Álex Márquez batalló durante toda la temporada, no sólo contra sus rivales de categoría, sino también con la sombra de su hermano Marc, pero finalmente se quedó con el tan ansiado título de Moto2. Llegó en segunda posición en el Gran premio de Malasia, lo que le bastó para quedarse con el campeonato. Fue un momento muy emotivo, no sólo para él, sino también para una familia realmente identificada con el motociclismo.

En un evento, donde también estuvo presente Marc, el joven de 23 años habló con la prensa y dedicó la consagración a toda la gente que estuvo a su alrededor. «Este título es para todos los que creyeron en mí. Para toda la gente que me ayudó cuando en 2015 y 2016 no me adaptaba a la categoría. Me hicieron creer y, finalmente, lo he conseguido. El equipo que hemos creado este año ha sido decisivo para lograr el título. Me han dado la confianza, el cariño y el apoyo que necesitaba», comentó.

Así mismo, el español reconoció que este triunfo es más que especial en su carrera. «Cuando gané el título de Moto3 era muy joven y no me paraba a pensar. Ahora, en cambio, lo estoy disfrutando mucho. Cuando pasas años difíciles, como en 2015 y 2016, aprendes a valorar estas cosas. Eso me sirvió para madurar. Muy poca gente puede hacerse a la idea de lo mucho que nos ha costado y lo mucho que me he entrenado. He mantenido la concentración y eso me ha permitido no fallar en el momento justo», explicó.

Por otra parte habló sobre la comparación con Marc Márquez. Su hermano mayor viene de obtener el título de MotoGP, la máxima categoría del motociclismo, además de ser la octava consagración de su carrera. «He aprendido a vivir con eso. Hace unos años sí me fijaba mucho, pero ahora ya sé cómo va esto. Y estoy muy orgulloso de ser el hermano de alguien que ha logrado ocho títulos mundiales», afirmó, mirando con sorna al piloto de Honda que estaba a su lado.

Por último afirmó que no piensa demasiado en el futuro y se centra en festejar. «Sigo entrenándome a tope y peleando por mis sueños. Nunca pienso en el qué dirán, simplemente trato de ser mejor cada día por mi gente. Ahora, no me preocupa nada más que poder celebrar hoy en Cervera, el doblete con mi hermano Marc. La próxima semana iré a Valencia para intentar ganar y empezar ya a preparar la próxima temporada», cerró.