Brutal paliza de la número 1 del mundo en la final de la Fed Cup

Fuente: Twitter Tennis Australia

Este fin de semana se disputa la final de la Fed Cup, el torneo más importante por naciones en el tenis femenino. Será la última edición con el formato tradicional, ya que a partir de 2020 las finales se jugarán durante una semana en una ciudad como en la nueva Copa Davis. La definición de este año es entre Australia y Francia en Perth y tras el primer día de competencia la serie está igualada gracias a dos victorias abultadas, una de ellas una brutal paliza de la número 1 del mundo Ashleigh Barty.

En el primer turno del día, Kristina Mladenovic barrió con facilidad a Ajla Tomljanovic, jugadora nacida en Croacia que nunca había podido representar a Australia a nivel de Fed Cup pese a que hace tiempo que lo hace en el circuito. Justo en las últimas semanas salió la autorización para que pueda jugar, pero su debut no fue auspicioso. La francesa ganó 61 y 6-1 en poco más de una hora de juego para comenzar marcando la cancha de visitante.

La presión estaba entonces del lado de Ashleigh Barty, la heroína local que se cargó el equipo al hombro para clasificarse hasta la final. La número 1 del mundo, que viene de obtener en la última semana el título en las finales de la WTA en Shenzhen, que le valió ganar el premio monetario más grande en la historia del tenis, apabulló a Caroline García por 6-0 y 6-0 en apenas 45 minutos de juego. Una actuación demoledora para dejar la serie empatada.

Barty y Mladenovic abrirán el domingo en un partido que se ha vuelto vital para el desenlace de la serie. Australia confía en sacar los tres puntos de su mejor jugadora, pero es una incógnita lo que ocurrirá ahora con las segundas singlistas de cada equipo tras las palizas que recibieron en la primera jornada. De llegar empatadas al último partido, definirá el dobles en un encuentro alucinante entre algunas de las mejores jugadoras del mundo como Barty, Samantha Stosur, Mladenovic y García.

República Checa (2011, 2012, 2014, 2015, 2016, 2018), Italia (2006, 2009, 2010, 2013) y Rusia (2004, 2005, 2007, 2008) han hegemonizado los títulos de Fed Cup en este siglo, por lo que la final entre Australia y Francia es histórica, ya que las océanicas no ganan un título desde 1974 y no jugaban una definición desde 1993, mientras que las francesas levantaron el trofeo por última vez en 2003. Será historia, además, por ser el último domingo con el formato tradicional de Fed Cup en las finales.