Jannik Sinner, la joya italiana que se consagró en las finales de la Next Gen

Fuente: Twitter ATP

Jannik Sinner ingresó a las finales de la Next Gen, el torneo que reúne a los mejores tenistas de menos de 20 años del mundo al final de cada año en Milán, como un invitado por ser local. Sí, es que pese a lo que sugiere el nombre, Sinner es italiano, nacido en San Candido, cerca de la frontera con Austria en el norte del país. El chico de 18 años aprovechó la invitación y sorprendió a todos para consagrarse campeón del torneo.

Sinner barrió con claridad en la final al australiano Álex de Miñaur, cabeza número 1 del certamen y por lejos el jugador de mayor experiencia en el torneo, ya con títulos a nivel ATP en su legajo. Pero el primer preclasificado no tuvo nada que hacer ante el jugador local, que liquidó el partido en sets corridos: 4-2, 4-1 y 4-2. Así, ganó el torneo, su primero a nivel ATP, y en una semana se llevó una suma superior en premios a la que tenía acumulada en toda su carrera.

«No tengo palabras para describir como estoy en estos momentos», manifestó el joven italiano luego de ganar el torneo. «Ha sido una semana increíble, enfrentándome a jugadores con mejor ranking que yo y que ya están algo más consolidados en el circuito. Poder compartir con ellos esta experiencia ha sido inolvidable. Tampoco puedo olvidarme del público que no ha parado de animarme y de la organización del torneo, ya que si no me hubiese concedido esta invitación no habría estado aquí. Espero poder volver el año que viene y poder defender mi título», deseó el adolescente con su trofeo en las manos.

Sinner es entrenador por Riccardo Piatti, exentrenador de Borna Coric y de otros jugadores del circuito masculino, quien recientemente dejó de guiar la carrera del croata para encaminarse en un nuevo desafío: entrenar a Maria Sharapova, la primera tenista que dirigirá en su carrera. Jannik ya se ha entrenado con la rusa, quien será su compañera en Bordighera, base de Piatti. El entrenador ya aseguró que en 2020 acompañará a ambos en el circuito.

La explosión final de Sinner le da un toque más de color a un fantástico año para el tenis italiano en el circuito masculino. Fabio Fognini consiguió el título más importante de su carrera al ganar el Master 1000 de Montecarlo. Marco Cecchinato y Lorenzo Sonego también se anotaron con trofeos ATP durante el año. Y Mateo Berretini se consagró como la gran sorpresa con dos títulos y la clasificación a las finales de la ATP como el octavo mejor jugador de la temporada.