La curiosa excusa de una atleta olímpica condenada a ocho años de prisión por tráfico de drogas

Fuente: Twitter Ghafoor

Las razones que muchas veces dan los atletas para explicar resultados positivos en controles antidopaje rozan lo absurdo. Pero más llamativo es que una atleta admita que traía consigo sustancias dopantes. Claro, es que la otra posibilidad era mucho peor. La neerlandesa Madiea Ghafoor fue condenada esta semana a ocho años y medio de prisión por traficar drogas, aunque ella asegura que desconocía lo que llevaba y pensaba que era material para dopaje deportivo.

Ghafoor fue arrestada en junio en un control fronterizo en tierra alemana cercano a la ciudad holandesa de Arnhem. La atleta de 27 años traía en su vehículo 50 kilogramos de metanfetamina de cristal y éxtasis por un valor de casi dos millones de dólares. Además, en sus bolsillos había 12 mil euros en efectivo. Como fue detenida en Alemania, la neerlandesa debió someterse a un proceso legal en territorio germano y el juicio fue expedito con su respectiva condena.

La neerlandesa fue condenada a ocho años y medio de prisión por tráfico y contrabando de drogas. Ghafoor dijo en su defensa durante el juicio que no tenía idea del contenido de las sustancias que había en el baúl de su auto y que creía que lo que transportaba eran sustancias para dopaje deportivo. Lo mismo argumentó su abogado, quien puntualizó que la atleta solo pretendía clasificarse al Mundial de Doha y no podría haberse involucrado con drogas. Pero no convenció a los jueces.

Ghafoor nació y se crió en los Países Bajos, aunque su origen es pakistaní. Es de hecho la primera atleta de origen baluchi, pueblo de una región del país asiático, que compite en grandes competencias deportivas en Europa. Ghafoor representó a los Países Bajos en los Juegos Olímpicos de Río 2016, donde integró la posta 4×400. Su especialidad es esa distancia, donde registró marcas nacionales para el país y logró buenas posiciones en competencias continentales.

«Estamos asombrados por los resultados del jucio», expresó la Unión Atlética de los Países Bajos tras conocerse la condena a Ghafoor. La federación nacional «rechaza las acciones de la atleta a la luz del fallo de la justicia alemana» y sostiene que «condena cualquier uso o comercialización de sustancias dopantes o drogas y adhiere completamente a la ley antidopaje neerlandesa». Ghafoor apelará la sentencia, pero su excusa difícilmente la salve.