Fuente: Twitter oficial de Repsol Honda.

El ex piloto español de MotoGP, Jorge Lorenzo, se vio obligado a dejar el casco de lado hace algunas semanas, por lo que ha dialogado con la prensa, mencionando las claves de su cierre de carrera. Claro está que no fue el fin que él y cualquiera del mundo motor esperaba, pero las lesiones y caídas eran cada vez más complicadas para él. Es por ello que tuvo que tomar una complicada decisión y dio un paso al costado. Varios días después, justificó esa clave de su trayectoria.

«Las lesiones aceleraron mi decisión de retirarme. Sin ellas, me hubiera quedado para tratar de ser competitivo con Honda. Cuando empezamos, tuve cinco lesiones graves, y la última vez que me golpeé la cabeza no podía recordar nada. Realmente no fue nada bueno para mí y mi familia. El susto fue muy grande y son cosas que hacen pensar a uno. Tenía que decidir si seguir arriesgándome o definitivamente parar con esto. Fuimos por el lado correcto», comenzó diciendo el español.

«Fueron una serie de combinaciones: la moto no coincidía con mi estilo, había poca motivación y también falta de paciencia para esperar otro año a mi edad, ya con treinta y dos. Las lesiones en la espalda, además, son graves, no son como una en la mano o en un pie. Puedes quedarte paralítico incluso. Sentí que tenía que ser más cauteloso, no quería caerme más. Las últimas veces fueron realmente muy duras y no es lo mismo que cuando uno es joven», mencionó el ex piloto de Repsol Honda.

La sucesión de caídas en Barcelona y Assen precipitaron todo a lo que luego sucedió, donde finalmente dijo adiós a la MotoGP y fue noticia en todo el mundo: «Después de la caída en Barcelona, examinamos las imágenes en el equipo y, desde ese momento, comencé a tener miedo de caerme y hacerme daño. Poco después ocurrió lo de Assen. Entonces me pregunté qué estaba haciendo aquí, luego pensé en darme otra oportunidad, pero la verdad es que ya no podía encontrar las razones para seguir».

«Es difícil saber si se retiró temprano o no, eso sólo lo puede saber él. Jorge Lorenzo es un gran campeón, ha ganado mucho… Contra Valentino Rossi y otros grandes pilotos. Pero me dolía el corazón ver a Lorenzo último con una moto oficial. Era algo muy difícil para él y también muy difícil para Honda. Lo sentí mucho verle así. Los resultados que estaba consiguiendo no estaban bien para un piloto con cinco títulos mundiales», comentó Giacomo Agostini, dando a conocer su pena por el español.