MÁS DEPORTES

Las ilusiones de Thiago Tirante, el argentino que es número 1 del ranking Junior

El argentino que está sonando cada vez más fuerte en el mundo del tenis, Thiago Tirante, dialogó con la prensa y destacó el enorme momento que atraviesa como deportista, además de analizar lo que viene para él. El mismo se encargó de dar a conocer cómo ha sido su vida hasta el momento y qué es lo que espera para su futuro. Además, este se ha entrenado con Roger Federer, Rafael Nadal y Alexander Zverev. Hoy por hoy es el número 1 del mundo y sólo tiene dieciocho años de edad.

«Sabía que estaba preparado para que me fuera bien, para ganar torneos, pero no tres seguidos. La verdad que fue un momento muy difícil y, también, por la manera en que me lo tuvieron que decir. Yo no podía volver, porque estaba en el primero de los tres torneos de la gira. Sabía que ella tenía una enfermedad muy difícil, como para salir adelante, y un día mi mamá me dijo que ya estaba muy mal y que no tenía esperanza de vida. Al otro día, a eso de las seis de la mañana, me llamó para decirme que había fallecido y la verdad es que me puse muy mal, fue muy difícil para mí estando lejos», comenzó diciendo.

«Junté fuerzas de ella para para poder salir adelante. Comencé a pensar en que tenía que hacer mucho esfuerzo, ganar todos los partidos que pudiera y dar lo mejor, para dedicárselo a mi abuela, porque ella así lo hubiese querido. Le gustaba verme feliz jugando tenis y seguro que le hubiera gustado que yo fuera el mejor en lo que amo, que es jugar al tenis. Por eso, me puse ese objetivo y luché cada punto para hacer feliz a mi abuela. Ella está cuidando a toda mi familia, me está viendo, me está saludando y está disfrutando de este triunfo que se lo dedico todo a ella», señaló el joven argentino.

En cuanto a sus inicios y las estrellas con las que ha entrenado, Thiago dijo: «No sólo fue el que más me marcó la diferencia de velocidad de pelota, sino que también me resultó el más divertido de todos. Yo tenía que confiar en mí. Tenía que seguir confiando en mi juego, en mi equipo y en toda mi familia, que me supo levantar en los momentos malos y poder confiar que en algún momento se iba a dar. Yo sabía que estaba haciendo las cosas bien, desde chico, y hoy toca disfrutar. Estoy muy contento. Es como que nací con una raqueta en la mano -se ríe-, porque mis abuelos tienen un Club de Tenis en La Plata y mis tías, Vanesa y Valeria, quisieron que jugara de chico, por eso, a los nueve meses me regalaron la primera raqueta y, a los cinco años, ya jugué mi primer torneo».

«Trabajar con alguien de la familia no es fácil, no lo voy a negar, tenemos nuestros choques, pero eso es justamente porque tenemos esa relación familiar. Pero también sé que esto tiene sus puntos a favor, porque ella me quiere mucho y siempre me va a dar y me va a recomendar lo mejor para el día de mañana. Me encantaría que la gente me tenga en cuenta, ojalá pueda llegar pronto. Sé que estoy en un gran nivel y sólo les pediría que me tengan un poco de paciencia, que dentro de un tiempo voy a estar pisando los escalones de arriba», cerró Tirante, la esperanza del tenis argentino.

Comentá con Facebook

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar