Ducati se revela y quiere meterle presión a Honda con su nueva y potenciada moto

Fuente: Twitter oficial de Ducati.

El equipo subcampeón del mundial de MotoGP 2019, Ducati, se presentó en el Palazzo Re Enzo de Bolonia con un perfil algo más bajo, pero con algo que podría romper con los esquemas de la temporada que entra en la máxima categoría. No sólo por la discreta segunda parte que tuvieron en la edición 2019, sino porque tienen un reto mayúsculo: quedarse con el trofeo de este año que transcurre y batir al que no se ha podido batir hasta el momento en las últimas competencias: Marc Márquez.

Gigi Dall’Igna, el director del equipo, dijo: «Será una temporada complicada, con rivales difíciles tanto en marcas como pilotos. Nos hemos preparado bien. A Valencia ya llevamos un chasis bastante diferente a lo habitual nuestro. Los comentarios de los pilotos fueron positivos. En el motor hubo un desarrollo importante. En Valencia se vio el primer prototipo, en los próximos test habrá más soluciones, más caballos en Sepang y Qatar. Con este reglamento es difícil encontrar espacio para nuestra fantasía, pero sabemos que hemos mejorado, también en aerodinámica».

Andrea Dovizioso también compareció eliminando la parte irracional de su casco, hablando además de lo que se viene para todo el equipo en este 2020. Sabe que seguirá siendo complicado pelear contra el octacampeón del mundo, pero confía en que su moto ayude a conseguir lo soñado. Por eso, acotó: «Quería buscar un objetivo que me definiera para el objetivo. He hecho algún cambio. Estamos listos para el test, para definir el material que llegó tras Valencia. Mentalmente, también estoy preparado».

Danilo Petrucci tuvo una sola victoria en el 2019, pero sabe que no puede vivir de su único triunfo en Mugello. Tiene que mejorar y aumentar su rendimiento para no perder el asiento, cosa que se esperanza en su nuevo motor. No obstante, confesó: «Fue un día inolvidable, fue una mezcla de emociones, tantas que no las recuerdo. No me esperaba ganar ese día. Fue grandioso. El año pasado cometí errores, crecí, pero quiero mejorar. No tengo un objetivo preciso, sólo quiero hacerlo mejor».

Paolo Ciabatti, el director deportivo, fue optimista y comunicó: «Hacemos un esfuerzo importante. Lo tenemos todo para lograr un gran resultado». Davide Tardozzi elogió el grupo, resaltando: «El ambiente es parte del resultado y sabemos por lo que somos conocidos en el ‘paddock’, por ser una familia. La relación entre los pilotos es la prueba. Con la innovación de Gigi y su gente y los pilotos tenemos lo demás». Por último, Michele Pirro cerró: «La GP20 es una evolución, se han hecho muchas mejoras pequeñas en muchas áreas. Tendremos una gran caballería. El objetivo es ganar el Mundial. Espero que Andrea y Danilo nos hagan divertirnos».