MÁS DEPORTES

Zverev se metió en la semifinal: «Llegué al torneo jugando horrible»

Aunque resulte difícil de creer por sus recientes éxitos, Alexander Zverev recién disputará su primera semifinal de un Grand Slam. Este miércoles, en un partido donde arrancó desde abajo y tuvo que remar, salió adelante y consiguió una enorme victoria. Por los cuartos de final del Abierto de Australia, derrotó al suizo Stanislas Wawrinka por 1-6, 6-3, 6-4 y 6-2 y accedió por primera vez en su carrera a la antesala de una final en un torneo de los cuatro grandes.

La sorpresa de Zverev

El alemán no esperaba poder alcanzar esta instancia en el certamen: «Este año llegué al Australian Open sin ninguna expectativa porque estaba jugando horrible. Me fue muy mal en la ATP Cup y no tenía expectativas. No esperaba estar en semifinales o cuartos de final. Como les dije a todos, sería un proceso desde el inicio de la semana con los primeros partidos. Esperaba poder superarlos y empezar a jugar mejor a medida que el torneo avanzase. Eso es lo que ocurrió».

El exceso de concentración

El teutón, que tiene en su haber tres Masters 1000 y un ATP Finals, reconoció que se presionaba de más anteriormente. «Fui muy impaciente. En cierto modo, también puse demasiada atención en los Grand Slam. Estaba jugando mejor en el resto de los torneos: Madrid, Roma, otros Masters 1000 o las ATP Finals. Pero, en los Grand Slam hacía las cosas de manera demasiado profesional: sin hablar con nadie, sin salir con amigos, sin cenas. Estaba perdidamente concentrado», expresó.

Su equipo

A sus 22 años, Alexander se convirtió en el tenista más joven en disputar una semifinal en el Abierto de Australia. Además, reconoció que su culpabilidad en sus derrotas. «Todo el mundo opinaba tras la ATP Cup o el pasado año que necesitaba un nuevo entrenador, un cambio en mi equipo o un nuevo preparador físico, fisioterapeuta o lo que sea. Estaba luchando conmigo mismo. Mi tenis no funcionaba por mí, no por el trabajo que los demás estaban haciendo», sostuvo.

«Estoy contento de demostrar que puedo hacer un buen tenis con el equipo que tengo, con mi padre, con Jez y con Hugo. Si tuviera que demostrar algo a alguien, sería sólo a mis padres, por respeto. Siempre intento darlo todo para ganar un partido o, al menos, hacer lo máximo que pueda en la pista cuando juego delante de la gente, solo por respeto al público», cerró. En la semifinal, Zverev deberá enfrentarse al austríaco Dominic Thiem, quien acaba de eliminar a Rafael Nadal en una verdadera batalla.

Comentá con Facebook

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar