Schwartzman irá en busca de la final del Córdoba Open ante el verdugo de Lóndero

Twitter oficial del ATP Tour

El Córdoba Open 2020 está llegando a su etapa definitoria y solo cuenta con un tenista local en lo que resta del cuadro. Este viernes, Diego Schwartzman derrotó 6-0 y 7-6(0) al español Albert Ramos Viñolas y se metió en las semifinales del certamen de categoría ATP 250. El argentino se despachó con una gran eficacia, solvencia en los momentos difíciles y alcanzó su triunfo número 70 sobre polvo de ladrillo, cuatro menos que en cemento.

El veredicto de Schwartzman

Después de la clasificación, el nacido en Buenos Aires analizó: «Me tocó pasar dos situaciones distintas los últimos dos partidos. En el primero, estaba para ser igual cada set, pero tuve más equivocaciones y desconcentraciones. En esta ocasión, logré cerrarlo bien en un tie-break que no era fácil para mí. Estuve bien con el revés, que es un golpe que naturalmente me sienta más cómodo, pero la diferencia la hice con la derecha. Fui muy agresivo con mi saque».

Los objetivos para el 2020

Si bien el calendario del circuito ATP acaba de comenzar, el ‘Peque‘ ya se plantea sus objetivos para este 2020. El primero, y más importante, es meterse por primera vez en el Top-10 del ranking ATP, por lo que consagrarse en el Córdoba Open lo ayudaría. «Ojalá sea el año. Todas las temporadas conllevan nuevos aprendizajes, me voy aclimatando a nuevas sensaciones y a ser cada vez más favorito. Esto es largo, lo principal es estar sano y competir bien», manifestó.

El apoyo de la gente

Está claro que Diego cuenta con el apoyo de todo el público cordobés y más ahora, al ser el único representante del país que continúa en carrera. Además, también fue alentado por sus familiares y amigos de toda la vida, algo que también permite el hecho de presentarse en su casa. «Jugar en casa con nuestra gente es lo más lindo y poder hacerlo bien es mejor aun. Estuvieron concentrados y cantando en todo momento y eso siempre me tiene a mi prendido», expresó.

Lo que queda

Para finalizar, el número 14 del mundo reconoció el poco descanso que tuvo entre sus dos partidos: «Entre que hice todo y volví al hotel, eran como las cuatro de la mañana. Pero igual llego a recuperarme y cuando ganás, todo se hace más fácil». Este sábado, Schwartzman buscará el pase a la final cuando enfrente al serbio Laslo Djere, que viene de eliminar a Juan Ignacio Lóndero, campeón de la edición pasada. La otra semifinal la jugarán el chileno Christian Garín y el eslovaco Andrej Martin.