Connect with us

Hi, what are you looking for?

MÁS DEPORTES

Super Rugby: Jaguares ganaba cómodamente y lo perdió en la última

Hurricanes se quedó con la victoria por sólo tres puntos, luego de que Jaguares fuera dominando casi todo el partido en el juego y en el score.

Fuente: Twitter oficial de Jaguares.

Hurricanes se quedó con la victoria por sólo tres puntos, luego de que Jaguares fuera dominando casi todo el partido en el juego y en el score. Por la segunda jornada del Super Rugby, la franquicia argentina volvió a dar una muy buena demostración de rugby, pero se durmió sobre el final y lo pagó caro. Fueron dos tries los que cambiaron el desenlace del partido, más allá de que los de Gonzalo Quesada supieron liderar con un 23-12. Los neozelandeces son un equipo poderoso y cuando vieron el espacio se lanzaron por todo, por lo que así pudieron revertir el tanteador final: 26-23.

«Hicimos un gran partido, sobre todo el primer tiempo. Pero en el segundo nos complicaron en el contacto e hicieron las pelotas lentas, lo que nos llevó a cometer muchos errores no forzados. Pero creo que en el juego podemos subir un escalón, lo demostramos en los 80 minutos de juego. No vamos a negar que son un gran equipo y que cuando se largan a a jugar, lo hacen muy bien», es lo que comenzó diciendo el head coach argentino, después de haber dejado escapar una buena suma de puntos.

Quesada, en conferencia de prensa, fue un tanto más preciso con su análisis sobre lo ocurrido en el José Amalfitani. Si bien no pudo ocultar su descontento con el desenlace del encuentro, elogió la actitud y el juego desplegado por sus jugadores durante los ochenta minutos de juego. «Es difícil estar conforme o satisfecho después de perder así, pero creo que el equipo rindió en muchos sectores del juego, y había un gran equipo enfrente, que fue un gran rival, y fueron nuestros errores los que nos llevaron a este resultado que duele», acotó.

Además, Gonzalo también dijo: «Hay muchos detalles que vamos a necesitar verlos en el vídeo, para detectar bien los errores. Pero ellos tuvieron dos oportunidades que nos agarran distraídos y esa última jugada del scrum, creo que por el afán por no hacer penales, de tener paciencia, no le pudimos meter la presión que tuvimos los otros ochenta minutos. No creo que se hayan relajado. Los jugadores saben que el partido se juega hasta el final, sobre todo con equipos tan poderosos como los de Nueva Zelanda».

«Es meritorio lo que hizo el equipo, que atacó durante ochenta minutos. Por momentos del partido logramos neutralizarlos, y hubo otros de muy buena defensa. Ambos equipos defendieron muy bien, fue una batalla, y sabíamos la intensidad que se iba a dar en este choque. En la jugada del final no nos relajamos, pero tal vez para no darles un foul y perder por un penal, les dejamos de manera muy fácil que ganaran la línea de ventaja con cinco fases seguidas, y bueno, es un equipo que no perdona», culminó diciendo el entrenador de Jaguares.