Christian Garín derrotó a Schwartzman y se consagró en el Córdoba Open 2020

Twitter oficial del ATP Tour

Diego Schwartzman tendrá que seguir esperando para gritar campeón y festejar por primera vez en su país. En la jornada de ayer, el chileno Christian Garín lo derrotó en la final 2-6, 6-4 y 6-0 y se quedó con la segunda edición del Córdoba Open, torneo de categoría ATP 250. Grandes eran las expectativas que se habían generado alrededor del argentino, pero el trasandino se sobrepuso a la adversidad en el marcador y el estadio y lo dio vuelta.

La palabra del campeón

La templanza de Garín fue increíble. Salvo en el debut, en el resto de las instancias tuvo que apelar a una remontada, ya que había comenzado perdiendo los primeros sets. Sin embargo, se las arregló, se abrió camino y venció al primer preclasificado en la final. «Todo esto no me conforma, tengo mucho por mejorar, y eso es lo bueno. No puedo verlo de otra forma. Independiente de que los resultados sean favorables, tengo mil cosas para hacer mejor», expresó.

Consagrarse en Argentina

El chileno, de 23 años y actual número 26 del ranking ATP, manifestó su alegría por coronarse en el país rioplatense: «Ganar en Argentina ese especial. Siempre tengo cosas muy buenas que decir de este país. En cualquier circunstancia, pienso que puedo ganar los partidos y eso me da una confianza extra». A su vez, agregó: «Personalmente me gusta mucho trabajar, aprender y dedicarme a esto. Ahora estoy enfocado, recién estoy arrancando».

La dedicación

La consistencia fue el motivo del progreso de Garín. Antes de ganar en su debut en el Argentina Open 2019, sólo poseía una victoria en el circuito ATP: había sido seis años atrás. «Venía trabajando bien hace dos años, en el tenis y en el físico, sobretodo en la cancha. Pero tal vez la diferencia fue empezar a dedicarme al cien por ciento a mi carrera y al tenis, antes no lo hacía. Los cambios fueron notorios y los resultados, buenísimos», sostuvo.

Lo que dijo Schwartzman

Por otra parte, el finalista, ‘PequeSchwartzman, reconoció la victoria del chileno y destacó sus virtudes. «Christian es un jugador de rachas, no hay muchos como él. Tiene una enorme agresividad y puede buscar las lineas en todo momento. Así puede recomponerse siempre de una mala situación para terminar encontrando su momento en los partidos. Tiene la capacidad de ir de menos a más y en Córdoba lo hizo a la perfección», sentenció el número 14 de la clasificación mundial.