MÁS DEPORTES

Jorge Lorenzo no cierra la puerta a una posible vuelta

El ex corredor de MotoGP, Jorge Lorenzo, dialogó con la prensa desde Barcelona, siendo la principal estrella en la inauguración del espacio Huawei, y no dejó cerrada la chance de volver a correr. Esta presentación es la segunda más grande, luego de la de China, por lo que su imagen fue la más esperada y buscada. El ex piloto de Repsol Honda no descartó seguir en la pista, pero sus condiciones fueron bastante duras. Es por ello que parece algo lejano poder verlo nuevamente en acción.

«Después de 18 años de alta competición, con la exigencia que esto conlleva, alguien tan perfeccionista como yo… pues en esta nueva vida me queda todo por descubrir. Es un alivio a nivel de estrés y de nervios. Hago cosas que antes no podía hacer. Además tengo la suerte de llevar una moto que me encanta, sin ir al cien por cien, dándome cierto margen para evitar las lesiones dentro de lo posible. Tengo lo bueno de ser piloto, quitando un poco lo malo. Estoy negociando un contrato para ser comentarista en cuatro carreras del Mundial. Estoy aprovechando los viajes, disfrutando un poco de la vida», inició el español.

«Siempre he sido un piloto muy sensible y me sorprendió la llamada de Yamaha. Vinieron muy pronto y esto demuestra el hambre que tienen que ganar. Hace cinco años que no ganan un campeonato. Cada piloto tiene su setting, pero la base es la misma para todos los pilotos de Yamaha. Estoy aquí para hacer la moto más competitiva. Actualmente es la única marca que tiene tres pilotos con opciones de ganar carreras y el Mundial. Como un ingeniero que se va a otra fábrica. Fue una cosa excepcional porque acordamos finalizar el contrato de mutuo acuerdo. Es un caso particular, pero al final si uno está libre se puede llevar los conocimientos de la experiencia», destacó.

Lo que extraña Lorenzo

Cuando se le preguntó qué es lo que hecha de menos, Jorge dijo: «De momento nada. Todo son cosas buenas, estoy disfrutando de las nuevas experiencias. Seguramente en el futuro, si no volviera me faltaría esa sensación tan intensa que se vive en un día que es ganar. Soy muy competitivo y es una sensación de éxtasis muy fuerte. Pero el resto, quitando lo negativo. Dije en mi despedida que 99 por ciento no, después en mi presentación como probador dije un 98. Casi con total seguridad me siento que no va a ser así. Me lo estoy pasando muy bien, tengo un trabajo que me quita muchas cosas negativas».

«Es posible, todavía no he hablado, pero me tendría que ver realmente competitivo y para hacer un buen papel. Si no me veo con opciones de terminar entre los cinco primeros, sería algo un poco inútil. Con la exigencia de Moto GP es complicado. La Yamaha facilita las cosas porque es una moto poco física, amigable para el piloto. Lo iré viendo a media que pasen los días. En Motegi volveré al trabajo de probador, un test de un par de días. Será con la moto de 2020. Llegamos justos a Sepang, insistí mucho en que me dejaran cualquier moto porque tenía muchas ganas de subirme, pero por temas de fiabilidad no llegamos a tiempo para las últimas tres o cuatro horas para probar la de 2020», cerró Lorenzo.

Comentá con Facebook

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar