Fuente: Twitter oficial de Jorge Lorenzo.

Todos los días se ven nuevos mensajes del ex piloto Jorge Lorenzo en las redes sociales, el que aprovecha la cuarentena para dar distintos incentivos al mundo. Ahora, el mismo asegura que, con 32 años de edad, no puede replicar lo sucedido en Assen 2013. El español se quebró la clavícula el jueves, el viernes fue operado, el sábado estuvo en la clasificación y luego se presentó el domingo en el Gran Premio de Assen. Allí, finalizó quinto y terminó empapado en llanto por la emoción.

«No está ni rodada, que metan presión la gente para que la haya. Si tuviese una novia que fuese actriz y se diese besos con otro, no podría con ello. Yo también fue todo por casualidad que el camino me llevara adónde estoy ahora. Con 10 años, tenía unos amigos, en Motos Salom, en Palma, y fuimos a verlos. Esa familia nos dijo que estaban haciendo pruebas en una copa monomarca, la Copa Aprilia. Como yo tenía 10 años no nos habían avisado. Al ir a verlos nos pudimos presentar», comenzó diciendo.

«Si no hubiéramos ido ese día a verlos, mi vida habría ido por otros destinos. Mucho lo debemos al destino, dependes mucho de la suerte. Con tu trabajo lo guías, pero es al 50 por ciento. Una vez, que no sé por qué no estaba corriendo, me fui andando a la curva 1 de Phillip Island y dije: ‘¿Así vamos nosotros?’ Me quedé acojonado. Encima de la moto todo pasa más lento», resaltó el corredor, haciendo referencia en parte de su carrera como profesional.

El recuerdo que no podrá revivir

Además, Jorge habló de las lesiones: «He tenido cientos, miles de caídas. La que fue más destacable e impresionante por su recuperación fue la de Assen en 2013. Fue algo único correr 30 horas después de operarme. Ese año estaba muy fuerte física y mentalmente. Ese día, por la mañana, los metía medio segundo, era muy superior a los demás. Ahora, con 32 años, no lo haría ni loco. Entonces, con 26, no pensé mucho. Fue tremendo. En cambio, otras carreras, en condiciones perfectas, hice 15º».

«Hay momentos en la vida en que puedes con todo. Si hubiese pensado en los peligros, no lo habría hecho. A Jerez tienes que ir una vez en la vida. Yo iría a Valencia sólo por la fiesta de después. Así ves motos y luego nos echamos unas birras. No sé si esto será ‘ocherentena’. Al parecer no va a ser corto. Hay que ser positivos», cerró Lorenzo, ccon respecto a lo que ha sido una verdadera carrera exitosa para él, más allá de retirarse por su físico actual.