Connect with us

Hi, what are you looking for?

MÁS DEPORTES

UFC: Peleador brasileño donará su cerebro para que lo investiguen

Paulo Costa, peleador brasileño de artes marciales mixtas (MMA), ha asegurado en una entrevista que donará su cerebro cuando muera para que investiguen el daño cerebral que conlleva ser un luchador profesional de este deporte. El sudamericano se muestra preocupado por las terribles lesiones que sufren al estar dentro de esta disciplina y dejó en claro que no peleará más allá de los 36 años. De esa manera, la noticia ha conmovido al mundo entero.
«Borrachinha», como así lo apodan, compite en la categoría de peso medio en Ultimate Fighting Championship y recordó que «el cerebro está hecho de células que ya no se regeneran, de forma que sólo podemos perderlas. A medida que uno envejece, esa cantidad de células disminuye, por lo que sus reflejos se vuelven más lentos, su habla empeora y olvida cosas». De esta manera, introdujo a quien no lo sabía, a lo que se enfrenta el cerebro cuando es golpeado.
Tras referirse a investigaciones como la de Rose Gracie, personaje reconocido mundialmente que realiza un mapeo del daño cerebral sufrido por combatientes de MMA, Costa señaló que les donará su cerebro «con mucho gusto» para contribuir con la causa. El luchador de 28 años de edad se mostró también decidido a no pelear más allá de lo 36, edad hasta la que quiere «conquistarlo todo». Con su aporte, el que obviamente no se sabe cuando será, podrán sacar mejores conclusiones.
«Ese es un problema bastante serio, porque no tenemos los datos para averiguar cuánto puede afectarnos a cada uno de nosotros. Claramente luchar de una manera que minimice esos golpes en la cabeza», comenzó destacando el brasileño de UFC. En este sentido, también indicó que, durante una sesión de entrenamiento, se puede usar equipo de protección, como cascos o guantes grandes, como los que él utiliza. Luego, se deberá analizar cómo combatir, aunque deberían cambiar las reglas.
Si bien no todas las peleas terminan por nocaut dentro de la jaula, o en cualquier otro deporte de lucha, el daño que se produce en el transcurso de ella es impresionante. Los golpes producen ligeras lesiones que a veces no son captadas, las que luego llevan a algo mayor. Son muchos los peleadores que han fallecido a corta edad, con menos de sesenta o cincuenta años, lo que deja en claro que no es poca cosa todo lo que han tenido que pasar en sus encuentros.

Fuente: Twitter oficial de Paulo Costa.

Paulo Costa, peleador brasileño de artes marciales mixtas (MMA), ha asegurado en una entrevista que donará su cerebro cuando muera para que investiguen el daño cerebral que conlleva ser un luchador profesional de este deporte. El sudamericano se muestra preocupado por las terribles lesiones que sufren al estar dentro de esta disciplina y dejó en claro que no peleará más allá de los 36 años. De esa manera, la noticia ha conmovido al mundo entero.

«Borrachinha», como así lo apodan, compite en la categoría de peso medio en Ultimate Fighting Championship y recordó que «el cerebro está hecho de células que ya no se regeneran, de forma que sólo podemos perderlas. A medida que uno envejece, esa cantidad de células disminuye, por lo que sus reflejos se vuelven más lentos, su habla empeora y olvida cosas». De esta manera, introdujo a quien no lo sabía, a lo que se enfrenta el cerebro cuando es golpeado.

Tras referirse a investigaciones como la de Rose Gracie, personaje reconocido mundialmente que realiza un mapeo del daño cerebral sufrido por combatientes de MMA, Costa señaló que les donará su cerebro «con mucho gusto» para contribuir con la causa. El luchador de 28 años de edad se mostró también decidido a no pelear más allá de lo 36, edad hasta la que quiere «conquistarlo todo». Con su aporte, el que obviamente no se sabe cuando será, podrán sacar mejores conclusiones.

Las lesiones son terribles

«Ese es un problema bastante serio, porque no tenemos los datos para averiguar cuánto puede afectarnos a cada uno de nosotros. Claramente luchar de una manera que minimice esos golpes en la cabeza», comenzó destacando el brasileño de UFC. En este sentido, también indicó que, durante una sesión de entrenamiento, se puede usar equipo de protección, como cascos o guantes grandes, como los que él utiliza. Luego, se deberá analizar cómo combatir, aunque deberían cambiar las reglas.

Si bien no todas las peleas terminan por nocaut dentro de la jaula, o en cualquier otro deporte de lucha, el daño que se produce en el transcurso de ella es impresionante. Los golpes producen ligeras lesiones que a veces no son captadas, las que luego llevan a algo mayor. Son muchos los peleadores que han fallecido a corta edad, con menos de sesenta o cincuenta años, lo que deja en claro que no es poca cosa todo lo que han tenido que pasar en sus encuentros.