MÁS DEPORTES

Maravilla Martínez quiere la revancha contra Julio Cécar Chávez Jr

Más allá de que la rivalidad en su momento fue muy fuerte, el ex campeón argentino de boxeo, Sergio Martínez, está seguro de querer una revancha con Julio César Chávez Jr. En estos momentos hay un vínculo muy grande que los unirá por el resto de sus vidas, con un lazo que ninguno de los dos podrá borrar. Es justamente por eso que, al enterarse que el ex campeón sinaloense estuvo luchando contra la drogadicción, decidió que era momento de descolgar los guantes y ofrecerle su ayuda.

“Ambos estaremos unidos hasta al final de nuestras vidas, hubo sangre de los dos arriba de un ring, tenemos un vínculo que no se romperá jamás, qué mejor que usar el boxeo para reconducir una buena vida, mantenerlo enfocado en un regreso al boxeo y que deje atrás lo malos hábitos. Esa fue parte por la cual decidí que volvería, pero no como los demás con peleas de exhibición, yo quiero regresar a competir”, fue lo que comenzó diciendo el boxeador el argentino Martínez.

En una charla con el Consejo Mundial de Boxeo, Maravilla, quien le quitó el invicto a Chávez Jr y el título mundial en 2012, reveló que ya desde antes coqueataba con la idea de regresar al ring, pero la crisis sanitaria por coronavirus echó por tierra los planes para regresar el 6 de junio. “La verdad no se cuanto dure en el boxeo, pero estoy seguro de que lo haré hasta que lo disfrute, no importa que me haga viejito, bueno, más viejito”, sumó también a sus dichos contra el mexicano.

A su vez, el sudamericano destacó lo siguiente: “Cuando perdió conmigo a partir de ahí la vida de él como deportista y ser humano se vio afectada, él sumido en una crisis lo llevó a una mala vida, lo llevó a desviarse del camino deportivo, qué mejor que ahora nos demos la mano, un abrazo y vamos juntos hacia adelante. Creo que sería bueno, un acto bueno del boxeo, jugar algo importante por la nobleza del deporte donde ayudaría mucho a Chávez más allá del resultado”.

Martínez, aquejado por las lesiones y una espiral de presión que lo llevó a perder el amor por el deporte se retiró en el 2014, pero asegura que ahora con la madurez de los años ha logrado entender porqué está en el boxeo, deporte del que no se separó del todo, y eso es disfrutar de cada momento que se vive en una contienda. Actualmente tiene 45 años de edad y no pierde las esperanzas de una última pelea de su corta carrera como profesional, ya que empezó tarde.

Comentá con Facebook

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar