Connect with us

Hi, what are you looking for?

MLB

Zach Greinke muestra en acción uno de los lanzamientos más raros del béisbol

Zach Greinke tuvo un gran arranque en su duelo ante los Angels al tener cinco entradas perfectas

Zach Greinke
Zach Greinke

Una de las grandes cosas que tiene el pitcheo dentro del béisbol es el raro movimiento que pueden tener los lanzamientos, como lo demostró Zach Greinke con los Astros de Houston. Mientras mayor movimiento la pelota las posibilidades de que el bateador pueda conectarla será menor. Por ello, los lanzadores gastan horas entrenando para conseguir ese lanzamiento perfecto que mande a todos los rivales a la banca.

Zach Greinke con los Astros de Houston mostró uno de los lanzamientos menos comunes dentro del béisbol conocido como Eephus. También conocido como blooper es un lanzamiento sacado del softball, tratándose de una curva muy lenta que cae de manera repentina a la zona de strike. Su velocidad puede estar entre las 40 mph y 60 mph, aunque el de Greinke cayó a 69 mph.

Fue en la década de los 40 cuando Rip Sewell, lanzador de los Piratas de Pittsburgh lanzó por primera vez este pitcheo. Con el Sewell se volvió uno de los lanzadores más difíciles de enfrentar. Respecto a su creación, se dio después de que sufriera una lesión en el dedo gordo del pie y tuviera que cambiar su mecánica y lanzamientos para no sentir dolor.

Zach Greinke sacó este lanzamiento al enfrentar a Brian Goodwin de los Angels de Anaheim. En su duelo, el lanzador derecho se dio oportunidad de ponchar al bateador con el espectacular lanzamiento. En la repetición se puede notar como el lanzamiento va cayendo de forma espectacular a una velocidad lenta, provocando que el bateador hiciera swing, pero muy lejos de la pelota.

Zach Greinke dominante, pero se va sin decisión

Zach Greinke parecía que tendría una tarde mágica ante los Angels de Anaheim, pero no pudo sacar el triunfo. Hasta la quinta entrada, consiguió tener juego perfecto, sin permitir ningún imparable y ninguna base por bola. Fue Taylor Ward quien terminó la magia con el primer hit sencillo para los Angels.

Después de recibir el primer daño, Zach Greinke no pudo recuperarse y terminó por salir en esa entrada del juego. Su línea en el partido fue finalmente de 5 2/3 entradas lanzadas con tres imparables, dos carreras recibidas y cuatro ponches. Su equipo no logró hacer carreras hasta ese momento, por lo que se iría con la derrota, pero los Astros lograron regresar para empatar el duelo y evitar que su pitcher estelar fue derrotado.