Connect with us

Hi, what are you looking for?

MLB

Escándalo en la Serie Mundial: Justin Turner festejó el título siendo positivo de COVID-19

Justin Turner dio positivo a coronavirus en plena definición de la Serie Mundial, y festejó el título junto al equipo.

Justin Turner
Justin Turner

Luego de 5014 partidos de fase regular y 114 de postemporada, los Dodgers son vuelven a ser campeones de la Serie Mundial. El equipo de Los Ángeles rompió su racha de 32 años sin consagrarse en la MLB, acabando con Tampa Bay Rays en el sexto partido de la serie. Sin embargo, las miradas se las llevó el tercera base, Justin Turner, quien festejó con el grupo siendo positivo de COVID-19.

Positivo en pleno partido de la Serie Mundial

La gran sorpresa del sexto partido de la Serie Mundial fue la retirada de Justin Turner en la séptima entrada. Si bien el jugador había sido testeado junto al resto de los jugadores el día lunes, su prueba no fue concluyente. Al jugador de los Dodgers se le realizó una nueva prueba horas antes del partido, que dio positivo durante el encuentro. En principio, este fue llevado de inmediato al hotel.

«Me siento genial, no tengo ningún síntoma. Acabo de experimentar todas las emociones que puedas imaginar. ¡No puedo creer que no pueda estar ahí afuera para celebrar con mis muchachos! Estoy tan orgulloso de este equipo e increíblemente feliz por la ciudad de Los Ángeles» dijo el jugador por medio de su cuenta oficial de Twitter luego de la victoria 3-1.

El comisionado de la liga, Rob Manfred confirmó que el tercera base había sido aislado por seguridad. «Estamos contentos de haber terminado. Creo que es un gran logro para nuestros jugadores completar la temporada, pero obviamente estamos preocupados cuando alguno de nuestros jugadores da positivo. Descubrimos durante el juego que Justin fue positivo. Él fue aislado inmediatamente para evitar la propagación».

Justin Turner celebró el triunfo

A pesar de las confirmaciones, tanto del positivo como del aislamiento, Justin Turner apareció en el terreno de juego durante la celebración del campeonato, incluso sin cubreboca. Esto ha generado un gran escándalo, ya que puso en riesgo tanto a sus compañeros como a rivales y todos los que se tuvieron cerca de él. Se desconoce si la MLB emitirá alguna sanción por el incumplimiento claro del protocolo.