Connect with us

Hi, what are you looking for?

MOTOR

Álex Crivillé: «Ángel Nieto tenía un don, siempre me ayudaba»

Álex Crivillé, ex corredor de MotoGP, destacó la importancia que tuvo Ángel Nieto en su carrera.

Ángel Nieto
Ángel Nieto.

La serie documental «Inside Álex Crivillé» dedicó una entrega a la figura del mítico Ángel Nieto, donde el embajador AMV Seguros relató en primera persona el primer encuentro con su ídolo de infancia en MotoGP. Bajo el título Ángel Nieto, pasión y corazón, el ex corredor recordó la ayuda que le prestó el 12+1 veces campeón del mundo y su relación de amistad profunda que se afianzó con el paso de los años. De esta forma, dejó en claro las sensaciones que le dejó su relación con él.

«Él siempre me ayudó. Él estaba de comentarista en Televisión Española y yo estaba en mi mejor época como piloto, desde 1995 hasta 2000 ó 2001. Fueron de mis mejores años. Estuvo comentado la carrera en Brasil el año que gané el título y lo celebramos a lo loco, con todos los periodistas. Él era piloto. Yo siempre lo he visto como un piloto, como un héroe. Posteriormente, cuando me retiré y pasé a ser comentarista en Televisión Española, él me daba consejos. Me acuerdo que siempre me decía ‘Álex, tienes que dejarte ir. No te preocupes, tú di y déjate llevar'», comentó.

«Al principio me costaba un poco y tenía miedo a decir alguna locura. Ángel se dejaba llevar siempre. Él era el 12+1, el campeón, y no pasaba nada. No quiero cometer ninguna locura. Él era muy fino e incluso llegó a probar las 500cc. Probó todas las categorías, pero se centró más en 50cc, 80cc y 125cc. Era muy listo y hábil. Sabía leer muy bien la carrera y guardar mucho. Al resto de pilotos los tenía un poco engañados porque se guardaba mucho y en los momentos clave de la carrera sabía cuándo tenía que pasar», destacó.

Por otro lado, Álex aseveró: «Era el más listo de todos, por eso consiguió tantos títulos mundiales. Era un gran estratega en carrera. Cuando él se retiró, fue cuando y empecé a correr. Así que yo era muy pequeño cuando él corría y las carreras casi ni las veía. Empecé a ver las carreras cuando ya era un poco más mayor, así que me perdí un poco casi toda su carrera deportiva. Hablando con Pablo y Gelete, sus hijos, siempre hablamos de su padre que era un crack. Fuera de la pista, Ángel era un caballero. En este aspecto era envidiable. Sabía manejarse y moverse muy bien por todo el mundo. Tenía un motorhome que alquilaba para las carreras.

«Tenía un don. Le gustaban tanto las carreras, que a los grandes premios no iba a trabajar sino a pasárselo bien. Luego, trabajaba. En este aspecto, era envidiable. Le gustaba muchísimo. Por eso él no se retiraba y seguía activo siempre, como comentarista o estando en equipos. Daba igual, Ángel iba a las carreras porque se divertía y le motivaba el hecho de seguir en la pomada de las carreras. Un poco como Valentino Rossi ahora, que sigue corriendo porque se divierte», concluyó Crivillé.