Connect with us

Hi, what are you looking for?

MOTOR

El peculiar detalle que tendrá el trofeo de las 500 Millas de Indianápolis

Uno de los trofeos más importantes del mundo motor está en juego, con un pequeño detalle.

Indianapolis 500

Este domingo se llevará a cabo una nueva edición de las 500 Millas de Indianápolis, en el histórico óvalo estadounidense. Sin embargo, habrá dos peculiaridades que tendrá la prueba de este año y ambas se deben a la pandemia mundial de coronavirus que afectó al mundo. La primera y de la que ya se tenía conocimiento, es la ausencia de público en el circuito. La segunda, es un pequeño detalle que tendrá el trofeo que recibirá el ganador.

El trofeo Borg-Warner es uno de los más codiciados por todos los pilotos que forman parte de la grilla de este domingo. La copa se destaca por su magnitud, su peso y el detalle de los rostros de los ganadores tallados alrededor. Además cuenta con un pequeño hombre en su cabecera, agitando una bandera de cuadros. El detalle estará en este personaje, que en esta edición tendrá puesto una pequeña mascarilla para evitar el COVID-19.

Una de las encargadas de la compañía que lleva el nombre del trofeo, Michelle Collins, comentó a la prensa el detalle que tendrá el galardón: «Estamos emocionados de que las 500 millas finalmente estén aquí y muy contentos de ser parte de una de las grandes tradiciones que rodean a la carrera. Para reflejar la situación mundial actual y crear conciencia positiva, pensamos que era justo que el ganador de las 500 millas de Indianápolis tuviera un trofeo diferente este año. ¡Mascarilla incluida!».

Por su parte, desde la organización de la carrera, comentaron alegremente que: «¡El ‘hombrecito en la parte superior del trofeo’ ahora está orgullosamente preparado para encontrarse con seguridad con el ganador de la 104° edición de las 500 Millas de Indianápolis este domingo!».

La tradición de la leche

Otra de las costumbres que tiene esta prueba, es la de que el ganador de la carrera sea bañado en leche. Antes de inscribirse, los piloto eligen con que tipo de leche deciden brindar en el podio. La mayor parte elige leche entera, mientras que otros optan por descremada Solo un piloto rompió con esto: Emerson Fittipaldi. El brasileño en ese momento tenia una fabrica que producía cítricos, y eligió brindar con jugo de naranja, decisión que le valió el abucheo de todo el circuito.

500 millas de Indianápolis
Tony Kanaan poniéndole la mascarilla al hombre del trofeo. Fuente: IndyCar