Connect with us

Hi, what are you looking for?

FORMULA 1

Toyota consolida su contundencia y se encamina al triunfo

El auto del argentino «Pechito» López esta adelante con una muy buena diferencia sobre la otra unidad del equipo

Se terminó la etapa más complicada de «Las 24 Horas de Le Mans». La competencia entra en un punto crítico cuando cae la tarde y la noche se adueña del circuito. Es el punto en que hay que agudizar los reflejos y las atenciones ya que se esta más propenso a cometer ciertos errores producto de la visión mas estrecha, y el cansancio que empieza a notarse en los pilotos y los equipos.

Ese momento puede ser definitorio, no solo por dejarte fuera de competencia, sino que también por darte la chance de marcar una clara diferencia que luego se vaya administrando una vez amanecido el domingo. Hasta el momento el equipo Toyota Gazoo Racing no tuvo que recurrir a estas instancias ya que la estrategia que trazó desde el principio da sus resultados, y llega a esta parte de la carrera con una clara ventaja sobre sus principales rivales.

La idea siempre estuvo clara. Adelante el auto número 7 con «Pechito» López, Mike Conway y Kamui Kobayashi conformando la tripulación que busca el triunfo en tierras francesas, dejando al vehículo número 8 en la segunda posición y corriendo con cierto grado de tranquilidad ya que ese resultado le es suficiente para lograr el campeonato. De esta forma la marca se asegura el título de piloto y el logro de ganar en Le Mans.

Durante la madrugada de Francia, el argentino tuvo un excelente trabajo sobre su unidad, manejando durante mas de una hora y media para llevar el auto a la cima del clasificador, dejarlo en esa posición y asegurarse una buena diferencia sobre sus compañeros. No fue fácil. El transito en pista y el desgaste físico y mecánico obligan a una mayor concentración.

«Pechito» terminó su trabajo cuando ya asomaba el sol y de esta forma Conway agarró un auto muy firme y contundente en la punta del clasificador. El británico no encontró mayores contratiempos y al momento de terminar su etapa también pudo entregar el Toyota número 7 en la mejor posición y con una interesante diferencia para el japones Kobayashi.

La otra tripulación fue por un camino diferente. Durante la madrugada hubo algunos desentendimientos que el mismo Fernando Alonso se encargó de mostrar por televisión. El asturiano fue llamado para subirse a la unidad y en dos oportunidades el equipo cambió de planes y lo dejó en el box, algo que molestó sobremanera a Alonso que no pudo esconder su descontento.

Al final Buemi terminó su trabajo y le dejó el auto a Fernando Alonso para salir a buscar la punta de la competencia. A pesar de inyectar un buen ritmo el español no pudo acercarse mucho al líder. Ni las banderas amarillas que aparecieron en el circuito le dieron la chance al asturiano de alcanzar a Kobayashi que no cometió errores y tuvo una actuación prolija.

La competencia entra en la fase final aunque todavía falta mucho camino por recorrer dentro del concepto de competencias de larga duración. Por delante nos esperan más de 3 horas hasta la bandera a cuadros que se dará a las 15 horas de Francia. Esta por definirse el título mundial que hasta acá queda en manos de Fernando Alonso y compañía, pero las carreras se terminan con la bandera a cuadros.

El Intra Sport © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados