Connect with us

Hi, what are you looking for?

FORMULA 1

Se consumó la sorpresa y Singapur se tiño de rojo

Increíble trabajo de «La Casa de Maranello» para volver a escribir una página importante en la historia de la F1.

Todo indica que Ferrari volvió a pensar en Ferrari. Desde hace mucho tiempo que los italianos no alineaban a todos sus integrantes en una misma idea, el triunfo de la escudería. Con ese concepto «La Casa de Maranello» estudió detalladamente las condiciones que propuso la carrera de Singapur y ejecutó una estrategia que le dio un triunfo inesperado en un circuito desfavorable para ellos. Pero lograron lo que hace rato se le criticaba, ser una estructura sólida y firme, unida y convencida que el triunfo debía favorecer al Cavallino Rampante y a nadie más.

Con el inicio de la competencia todo se reducía a la ejecución de las estrategias y quien podría haber pensado mejor la carrera apostando a un Auto de Seguridad o pensando en el desgaste de los neumáticos mientras se sostenía un ritmo parejo para no alterar el plan de carrera que podría desembocar en algún error. Ferrari interpretó primero el tablero de competencia y mando a Vettel a los boxes para luego hacerlo entrar a quien se mantenía como líder de la carrera. Al volver a la pista las dos Ferraris se encontraron dejándolo al alemán adelante.

Esto determinó el futuro de la final en las calles de Singapur. También obligó a Mercedes a ejecutar un plan arriesgado y dependiendo de un AS para poder reducir las diferencias. Pero la suerte en esta parte de la competencia jugo a favor de los italianos que les permitió girar con un compuesto de neumático mucho más completos que los que utilizó el inglés que a esa altura ya estaban totalmente arruinados. El campeón fue a los boxes, perdió la punta de la competencia y al volver contó con la ayuda de Bottas quien levanto para no superarlos.

Con este triunfo Sebastian Vettel es el piloto más ganador en el circuito Marina Bay de Singapur

La final llegó a la mitad de las vueltas previstas y el panorama cambiaba rotundamente ya que las estrategias de Ferrari, Mercedes y Red Bull torcieron el destino y largaron los dados al aire para saber a quien favorecía la diosa fortuna. Pero nadie contaba con la aparición del Auto de Seguridad que muchos esperaban tome intervención algunas vueltas antes. El toque entre Romain Grosjean del equipo Haas contra el joven George Russell de Williams que venía cumpliendo a pesar de sus limitaciones.

La permanencia del AS en pista fue por varias vueltas y esto significó un gran replanteo por parte de todos los equipos. El desgaste de los neumáticos, las temperaturas de los distintos elementos y la cantidad de giros por delante fueron los principales condimentos que puso a trabajar a todos los ingenieros para volver a pensar a la competencia en su parte final. Cuando se reinicio la competencia, la carrera tuvo un puñado de vueltas a velocidad hasta que el Racing Point de «Checo» Pérez dijo basta y se tuvo que neutralizar nuevamente.

Por tercera vez la carrera se neutraliza con el accidente entre Kvyat y Raikonnen y esto ya favorecía a Ferrari que consumía vueltas faltando apenas 10 giros para la bandera a cuadros. Eso era una muy buena noticia para los italianos y no beneficiaba para nada a Mercedes que necesitaba atacar a los líderes y tampoco jugaba a favor de Vestrappen que en la tercera posición intentaba preparar un ataque sobre Leclerc que se mostraba firme sin intenciones de arriesgar innecesariamente sobre la posición de Vettel.

Después de más de un año Sebastian Vettel ganó en la Fórmula 1. Fue en Singapur donde nadie consideraba a Ferrari como el principal candidato. Los italiano además lograron lo que nadie pudo en Marina Bay, conseguir el 1-2 de un equipo y el alemán se consagró como el rey de Singapur por ser el piloto más ganador. Vettel ganó por primera vez en este año y parece que volvieron los italianos a ser competitivos. Segundo fue Charles Leclerc que tuvo que asimilar la idea de no atacar a su compañero para lograr el triunfo del equipo. Tercero fue Max Verstappen con el Red Bull selló la primera competencia sin un piloto de Mercedes en el podio.

También te puede interesar