Connect with us

Hi, what are you looking for?

FORMULA 1

Los problemas técnicos pusieron en riesgo la salud de Vettel

El máximo responsable del equipo italiano tuvo que explicar la situación vivida por el alemán en Sochi.

Ferrari tuvo en sus manos un gran fin de semana. El GP de Rusia fue dándose de tal forma que parecía que todo era para el equipo italiano. la clasificación mostró dos autos contundentes más allá de haberse metido entre los autos rojos el campeón Lewis Hamilton. El potencial del modelo SF90 despertó una gran esperanza de lograr el cuarto triunfo consecutivo de «La Casa de Maraello» después del receso de verano en Europa. Pero nada de esto se dio y otra vez los errores y las complicaciones se adueñaron de destino de Ferrari haciéndole perder las chances de victoria.

Más allá de as complicaciones estratégicas que mostraron desde el box de la escuadra italiana, el equipo se enfrentó a un problema de confiabilidad en el auto de Vettel. El alemán venía haciendo una buena carrera y tratando de interpretar las exigencias de la misma cuando un inconveniente en su unidad de potencia lo obligó a desistir de la carrera. Su auto perdió potencia y no le quedó más que salir de la pista dejando la unidad en un sector que obligó a las autoridades a poner un Virtual Safty Car que terminó perjudicando a su compañero de equipo, Charles Leclerc.

Muchas fueron las dudas en torno a lo sucedido ya que el alemán cuatro veces campeón del mundo dejó su Ferrari en un lugar que era peligroso obligando a los directores de la prueba a neutralizar la competencia. Algunas opiniones de distinto sectores aseguran que Sebastian Vettel debería haber intentado llegar a los pits para evitar la neutralización y así darle a su compañero la chance de recuperarse luego de la salida de los boxes después de su detención para el recambio de neumáticos.

Mattia Binotto salió a explicar la situación vivida con Sebastian Vettel al momento en que se produce el problema en el MGU-K de su SF90. «Tuvimos un problema con el motor, en la parte híbrida, y perdimos el aislamiento del coche. Por razones de seguridad, le dijimos a Sebastian que parara inmediatamente. Por supuesto que es una pena porque teníamos el Pit-Lane a 100 metros, pero era lo más seguro que pudimos hacer por Seb y en términos de seguridad» sostuvo el máximo responsable del equipo italiano.

Esta situación puso en riesgo la vida del piloto que podría haber sufrido una fuerte descarga eléctrica producto del inconveniente en su unidad de potencia. Por ese motivo es que se le solicitó al alemán que apagara de manera inmediata el motor aun cuando se encontraba muy cerca del ingreso a los boxes. Esto lo obligó al alemán a quedarse a un costado de la pista sin tener chance de llegar al pits para despejar la pista y no generar una neutralización que al final terminó perjudicando a Charles Leclerc quien podría haber terminando ganando la competencia si no fuera por ese inconveniente.

Vettel venía haciendo una carrera excelente aun cuando se vio un intercambio de mensajes por la radio donde se le pidió por momentos que le cediera la primera posición a Leclerc quien había largado dese a mejor posición de partida en la grilla. Eso generó una gran polémica ya que el alemán no acató la orden explicando que Hamilton se encontraba muy cerca de los dos como para arriesgar una maniobra donde su compañero podía tomar la punta de la carrera cuando era notablemente más veloz que él.

Otra vez Ferrari se ve envuelto en algunas malas decisiones. Los errores del pasado vuelven como un fantasma que obliga al equipo a tomar un rumbo definitivamente firme si quiere mantener las chances de seguir ganando competencias en esta temporada. Técnicamente la escuadra esta bien a pesar de los inconvenientes de Vettel. Han mostrado una clara recuperación aerodinámica que exige acompañamiento de las decisiones en los boxes para determinar el camino a seguir si quieren ser protagonistas del final del torneo.