Connect with us

Hi, what are you looking for?

FORMULA 1

«Aquella frase la dije por frustración y quizás no debí haberlo dicho»

El español Fernando Alonso explicó lo sucedido con aquella famosa frase que significó la ruptura en la relación con la marca de motores Honda

La confirmación de la participación de Fernando Alonso en las históricas y míticas «500 Millas de Indiápolis» con el equipo de Michael Andretti abrió una camino que se esperaba desde hace ya mucho tiempo. El español volverá a correr una carrera con un motor Honda. La relación inexistente entre el motorista japones y el asturiano comenzó en el 2015 cuando el dos veces campeón del mundo tuvo una frase desacertada en la clasificación del GP de Japón. En ese momento Alonso le dijo a su ingeniero «GP2 engine, GP2».

En ese momento el piloto de McLaren se refería a la falta de potencia del impulsor que en ese momento tenía el equipo de Woking. Esto molestó a los directivos japoneses que desde ese momento marcaron una diferencia con el español que duro todos estos años hasta ahora. El expiloto de Indy Michael Andretti fue el mediador entre ellos para lograr contar con el asturiano y acercar las partes para que Honda acceda a competir las Indy500 con su viejo enemigo el próximo mes de mayo cuando se corra la tradicional competencia de óvalo.

«Lo dije por frustración y quizás no debí haberlo dicho, pero no lo dije para las televisiones o en una rueda de prensa. Estaba hablando con mi ingeniero en una conversación privada. Se suponía que no iba a ser pública, pero el motor era muy malo. El primer año en Jerez, en cuatro días completamos siete vueltas» declaró Alonso en una entrevista realizada por «F1 Racing». Allí el asturiano explicó cual era el sentido de la frase que causo el malestar.

El español también aseguró que: «Ahora Honda gana una carrera y recibo muchos mensajes en los que leo ‘Victorias con el motor de GP ahora, debe de ser un día triste para ti’. Estoy muy contento, pero el motor que tenía en el coche no era el mismo que ganó en Brasil en 2019«. Con estas palabras se excusó el ex campeón del mundo explicando su parecer sobre la situación que le toco vivir el año pasado cuando Red Bull ganaba en Brasil con Max Verstappen y Toro Rosso llegaba a la segunda posición con Pierre Gasly utilizando los impulsores Honda.

Sin dudas aquel momento marcó el destino del asturiano. En algún momento durante la temporada 2019 su nombre deambuló por el box de Red Bull para ser compañero de Max Verstappen, pero esto en su momento parecía una utopía ya que su relación con Honda no permitía la llegada del español a la escuadra austriaca. Todo rumor sobre esta chance quedó inmediatamente descartado. Ahora y con el paso del tiempo parece que las heridas sanaron y aparece una nueva oportunidad y muy importante para sellar la paz.