Connect with us

Hi, what are you looking for?

FORMULA 1

La FIA tendrá que monitorear de cerca a McLaren

El Ente rector deberá seguir de cerca los trabajos que realicen los de Woking sobre el nuevo modelo para el año 2021.

El año entrante será muy importante para el equipo McLaren. Los de Woking tendrán un duro desafío por delante cuando reciban el nuevo motor Mercedes que reemplazará al impulsor Renault que a fin de año termina su contrato con la escudería británica. Esto tendrá una particularidad. Desde hace algunos días quedó confirmado que ningún equipo podrá acceder al desarrollo de un nuevo chasis durante el 2021. La categoría estableció que la nueva reglamentación se podrá introducir recién en el año 2022 producto de todos los problemas que generó la pandemia de Covid-19.

Pero los de Woking deberán romper con esta consigna impuesta por la FIA y Liberty Media. Es que a partir de la llegada del motor Mercedes los ingenieros de la escudería de británica están obligados a trabajar en la modificación estructural del chasis. El impulsor alemán es diferente al francés y eso indefectiblemente los obliga a cambiar la fisonomía del MCL36 que será el nuevo modelo que McLaren pondrá en pista el año entrante. Esto será monitoreado de cerca por parte de los ingenieros de la categoría.

Andreas Seidl, Jefe de Equipo de McLaren confirma que la escudería esta obligada a generar las modificaciones necesarias para poder instalar la nueva unidad de potencia alemana. «Supondrá un cambio para nosotros, porque habíamos planeado integrar la unidad de potencia de Mercedes en el nuevo coche, con las regulaciones de 2021. Obviamente, ahora es una situación diferente”, comentó el ingeniero de Woking sobre los trabajos que deberán realizar sobre el nuevo chasis que en poco tiempo deberán empezar a pensar para la temporada del año entrante.

“Sin duda, habrá restricciones en términos de lo bien que vamos a poder integrar esta unidad de potencia en el coche actual. Tenemos una gran relación con la FIA, que supervisará muy de cerca que solo nos permitirá cambiar lo absolutamente necesario para instalar el motor Mercedes” aseguró Seidl sobre los controles que deberá ejercer el ente rector durante los trabajos y los desarrollos que deberán incluir en McLaren. Esta situación también es consecuencia de la pandemia de Coronavirus que obligó a la F1 a cambiar los planes sobre la nueva reglamentación.

“Ellos supervisarán de cerca que no toquemos ninguna de las áreas aledañas del motor, como posible ganancias de rendimiento adicionales, algo que entendemos y en lo que estamos de acuerdo. Al final, tenemos que mirar el panorama general, y debemos estar de acuerdo, y también apoyamos esta congelación de las reglas que se ha acordado, porque eso garantiza un ahorro máximo de costos para este año” concluyó el Jefe de Equipo de McLaren sobre el gran desafío que tendrán por delante ante este importante cambio que decidió hace ya tiempo el McLaren

También te puede interesar